Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Las promesas de la FP

Parece que el Gobierno está dispuesto a afrontar de una vez por todas un cambio real de la Formación Profesional (o eso gritan a los cuatro vientos los fabricantes de mensajes políticos de La Moncloa, como dejó claro hace unos días en la Laboral el propio Pedro Sánchez), el patito feo del sistema educativo español por culpa de una cronificada falta de financiación y por la disparatada percepción social de que estos estudios son “menores”. Un asunto con el que Gijón se juega mucho por su propio modelo productivo, sediento de especialistas en oficios ligados a la industria tradicional o directamente dependientes de ella y necesitado de frenar la marcha de jóvenes para no seguir perdiendo fortaleza. Desde este punto de vista, es un acierto que la ciudad vaya a acoger los primeros “másteres” de la FP en Asturias y que vaya a contar con un centro de innovación para el profesorado. Pero de nada servirán estos anuncios si después no se acompañan de recursos técnicos y humanos. Y los antecedentes meten miedo.

Compartir el artículo

stats