Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Dejar de segar

Va a tener que esforzarse el servicio municipal de Parques y Jardines para explicar a los vecinos su nueva gestión de algunas zonas verdes, que consiste en segar menos para "favorecer la biodiversidad". Dicen que esta técnica, empleada en otras latitudes con elevada concienciación medioambiental, estimula a los insectos, lombrices y demás habitantes de parterres y alcorques; motivando a su vez un incremento de la población de pájaros. La primera pregunta que asalta al ciudadano medio, dando por hecho que no se está encubriendo un ajuste de prestaciones, es obvia: ¿para qué es necesario este auge de la flora y fauna en medio de la ciudad? La segunda, también cae de cajón: ¿implicará esto que algunos rincones parezcan la sabana en época de lluvias? Los que ven crecer la hierba ya están ojo avizor.

Compartir el artículo

stats