Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iván Pérez del Río

Asturias, a pizarra y pizarrín

De los mil millones de euros que el Gobierno de España ha asignado a las Comunidades Autónomas para invertir en educación, 989 millones van destinados a la digitalización. Esto incluye: compra de dispositivos portátiles para frenar la brecha digital, actualización de aulas informáticas y, por último, formación del profesorado.

Comunidades autónomas como Castilla–La Mancha o Cataluña han desarrollado planes de digitalización a nivel educativo muy completos. Además de suministrar dispositivos y enriquecer digitalmente las aulas, incluyen otras muchas medidas: diagnóstico de cada centro, creación de una red de dinamizadores digitales para formar y acompañar a los docentes (en 2024 el 80% de los profesores tendrá que tener la certificación B2 en Competencia Digital), formación dirigida a los alumnos, etcétera.

Cuando se habla de digitalización en el ámbito educativo hay dos elementos clave y que siempre están presentes. El primero, tratar de que se reduzca la brecha digital otorgando ayudas a las familias para la compra de dispositivos. El segundo elemento es mejorar la dotación digital de las aulas. Se presta menos atención a un tercer elemento que es más clave aún que los dos anteriores: la formación del profesorado.

La digitalización no va sólo de introducir dispositivos. Tiene que ir acompañada de una fuerte capacitación digital del profesorado y de una profunda transformación metodológica. Generalmente, cuando fallan estos dos últimos aspectos la tecnología es usada como una simple sustituta (pizarra por pizarra digital, libro por PDF proyectado). En estos casos, en vez de convertir a la tecnología como aliada del aprendizaje, termina siendo un problema.

Hace un año, la diputada de Ciudadanos, Susana Fernández, propuso en la Junta un ambicioso plan de estrategia TIC, integral y vertical. La respuesta del PSOE fue que la iniciativa era "obsoleta" porque "en Asturias se cuenta con TIC´s en el aula y con docentes capacitados...". Cuanto menos curioso que la consejera se defendiera con semejantes afirmaciones, cuando hace solo un mes que se ha publicado el nuevo marco competencial digital docente. Me imagino que devuelva la partida del Gobierno en materia de digitalización. Si vamos tan "sobraos", ¿para qué seguir "tirando" dinero?

Lo que sucede es que Asturias, en todos los ámbitos, va de mal en peor, y su Gobierno ni quiere verlo ni quiere poner soluciones. Asturias suspende en digitalización a nivel educativo y está lejos de otras comunidades. La propuesta de Ciudadanos es totalmente actual, lo único obsoleto es el Gobierno del Principado que sigue con pizarras y pizarrines. Por cierto, ¿alguien sabe dónde está el PP en el ámbito educativo? ¿hay alguien al frente?

Compartir el artículo

stats