05 de marzo de 2010
05.03.2010
Oscos-Eo-Porcía

Museo a tiempo parcial

Castropol sólo abrirá el centro de interpretación de la ría en Semana Santa y en los meses estivales, a dos euros la visita

05.03.2010 | 01:00
Público en la inauguración del centro, el pasado enero.

Castropol,

T. CASCUDO

El centro de interpretación de la Ría del Eo abrirá sólo en Semana Santa y durante las vacaciones estivales. Es el plan de gestión que acaba de determinar el Ayuntamiento de Castropol, de quien depende el inmueble que se inauguró a principios de año como el primer centro de referencia de la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón que comparten catorce municipios asturgalaicos. No obstante, aclaran desde el consistorio, cualquiera que tenga interés en visitarlo fuera de estas fechas puede concertar cita previa en las oficinas municipales.

Otra de las novedades con las que se pone a andar este centro es el precio. El Ayuntamiento ha tomado la decisión de cobrar «un precio simbólico», dice el Alcalde, José Ángel Pérez, para que los visitantes «aprendan a valorar las cosas y sepan que nos cuestan a todos». La visita guiada al centro costará dos euros por persona y un euro y medio por persona para los grupos. Pérez explica que no es una cuantía «que vaya a resolvernos ningún problema, sino algo simbólico». No en vano, el regidor castropolense ya manifestó el día de su inauguración que no sería posible tenerlo siempre abierto y reclamó ayuda al Principado en este sentido ya que a los ayuntamientos, explicó, les supone mucho gasto tener una persona dedicada en exclusiva al cuidado y atención del centro.

Los horarios de apertura, dentro de las fechas delimitadas, se han fijado de martes a domingo de diez de la mañana a dos de la tarde y de cuatro a ocho de la tarde. Los lunes estará cerrado. Así las cosas, la próxima Semana Santa será su prueba de fuego en cuanto al turista en general se refiere, no en vano ya está recibiendo visitas de grupos, especialmente de escolares de la comarca.

En este equipamiento -uno de los pocos espacios museísticos con los que cuenta Castropol- se puede conocer el ecosistema de la ría y las formas de vida que se han consolidado en torno al estuario. El museo ocupa la planta de abajo del centro y se divide en cuatro zonas diferenciadas: una zona de recepción de visitantes, un primer espacio titulado «La Tierra que habitamos», en el que se dan nociones generales de la comarca; al que sigue la sala «La vida animal en la ría del Eo» donde se explica la fauna y la flora que habita el estuario y su entorno y finalmente una zona dedicada a «La actividad humana en la ría del Eo», en la que se habla de la acuicultura o la fabricación de embarcaciones de ribera, dos labores muy comunes en la zona. La primera planta del centro se ha dejado libre, dedicada a sala de usos múltiples.

Este centro se completa con una senda que conduce a un mirador sobre el estuario. Los planes del Principado para esta zona pasan por establecer aquí un punto de alquiler de bicicletas eléctricas. Así lo anunció la viceconsejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, en la visita para inaugurar el inmueble que se hizo coincidir con una reunión de los catorce alcaldes involucrados en la Reserva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook