11 de agosto de 2011
11.08.2011
 
Polémica por el proyecto minero de Salave
 

Guerra de debates en Tapia

Astur Gold organizará unas jornadas para contrarrestar las «acusaciones ofensivas» de unas charlas promovidas por Oro No

11.08.2011 | 02:00

Tapia,


T. CASCUDO


La guerra entre Astur Gold, la empresa aurífera que quiere instalar una mina a cielo abierto en el yacimiento de los lagos de Silva, en Salave, y la plataforma vecinal Oro No, que se opone a sus planteamientos, sigue más abierta que nunca. Ahora, a cuenta de las jornadas sobre los riesgos de la minería del oro celebradas el pasado sábado en Tapia, en la que varios profesionales de distintos campos alertaron sobre los peligros de una explotación de estas características. La firma, en un comunicado, protesta por las «acusaciones ofensivas» que, a su juicio, se vertieron durante las ponencias, y asegura que en un plazo de dos meses impulsará otro ciclo de conferencias «con expertos de prestigio regional, nacional e internacional» en campos como el medio ambiente o la seguridad.


La empresa que quiere explotar el yacimiento de oro de los lagos de Silva asegura estar en «completo desacuerdo» con las manifestaciones vertidas en las jornadas informativas, que llenaron de público el auditorio de Tapia.


En la sesión intervino el investigador del Instituto de Productos Lácteos de Asturias Miguel Álvarez, el profesor titular de medicina preventiva de la Universidad de Oviedo Juan García y el profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo José Alba.


Astur Gold dice aceptar que «una minoría ruidosa esté en contra del proyecto de oro de Salave», pero reclaman a la plataforma Oro No que «debe ajustarse a los hechos y ser honestos». Entre las manifestaciones que más han molestado a la compañía incluyen la comparación entre el riesgo de una central nuclear y una balsa de cianuro o la afirmación de que las normativas de evaluación de impacto ambiental y la legislación mineras son poco rigurosas.


La compañía defiende el trabajo que han realizado en Tapia y está convecida de que cuenta con el apoyo de la mayoría de los vecinos. Dicha afirmación la ampara en la encuesta que encargaron hace meses a una consultora y según la cual más del 74% de los encuestados darían su apoyo a la apertura de la mina. También en el elevado número de currículos recibidos, que ya cifran en más de 3.000.


La empresa se compromete a organizar unas jornadas informativas en un plazo de 60 días y a invitar a los expertos que participaron en las que organizó la plataforma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook