31 de octubre de 2012
31.10.2012
El futuro sanitario de la comarca
 

Los médicos del hospital de Cangas creen que el centro será desmantelado

Los facultativos del Carmen y Severo Ochoa denuncian que los partos y las urgencias de traumatología que necesiten cirugía serán desviados a Oviedo

31.10.2012 | 01:00
Un grupo de médicos y jefes de servicio del hospital de Cangas del Narcea.

Cangas del Narcea,


Pepe RODRÍGUEZ


Los médicos del hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea han denunciado que el Gobierno del Principado de Asturias tiene en mente el desmantelamiento del centro y su conversión, paso a paso, en un simple ambulatorio. Y aseguran que este proceso, que se ha puesto en marcha hace ya algunos años, tendrá su culminación con la eliminación de la gerencia del hospital y del área sanitaria en el primer cuatrimestre del año que viene, para pasar a depender del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo.


Los facultativos prefieren hablar con una sola voz, y no con nombres individuales, pues los 61 especialistas que forman la plantilla del hospital, incluidos los 10 jefes de servicio, son completamente unánimes al respecto: el gobierno del Principado de Asturias irá quitando competencias al Carmen y Severo Ochoa hasta reducirlo a un ambulatorio del Hospital Central.


Según la opinión de estos profesionales, lo más probable es que, por ejemplo, las mujeres del Suroccidente tengan que desplazarse a dar a luz a Oviedo y que las urgencias de traumatologíam que necesiten operación sigan el mismo camino. «Es una vuelta a los años ochenta, con el paciente con la fractura abierta viajando 100 kilómetros en ambulancia hasta Oviedo».


Los médicos del hospital de Cangas extraen estas conclusiones de los hechos que se han producido en el complejo hospitalario en los últimos tiempos. Primero, subrayan que hace seis años que ha desaparecido el plan de necesidades, que gestionaba la propia gerencia comarcal. Al pasar a depender de Oviedo, el gasto en renovación tecnológica es cero, «aquí no se renueva nada, es una realidad que todo nuestro material está obsoleto y que gastan cero cada año en Cangas».


Los médicos de Cangas hablan de la misma forma del plan director, impulsado por el anterior gobierno regional socialista. El proyecto, cuya redacción costó casi 400.000 euros «para estar guardado en un cajón, cuando con ese dinero tendríamos para renovar toda la tecnología tres veces», contemplaba una ampliación y obras en el hospital para poder mantener ciertos servicios como, por ejemplo, el de partos. El documento contemplaba el traslado de los paritorios a la cuarta planta, para situarlos junto a los quirófanos, algo que los profesionales entienden lógico. Pero el Plan Director también preveía la eliminación de varios servicios, que pasarían a depender de Oviedo.


Los médicos del Carmen y Severo Ochoa creen que, en las circunstancias actuales, las obras de mejora no se van a acometer, por lo que los problemas seguirán ahí: «eso va a llevar a que no se mejoren las estructuras, y van a tener la excusa perfecta para trasladar los servicios al hospital de Oviedo: como no está bien en Cangas, en vez de arreglarlo, lo trasladamos a Oviedo».


Los facultativos quieren hacer esta denuncia de manera preventiva porque «los ciudadanos de Cangas tienen que saber lo que hay. Nosotros creemos que esto es lo que va a pasar porque eso es lo que se puede ver en todas las decisiones que han tomado hasta ahora, pero estaríamos encantados de estar equivocados. Lo dudamos mucho».


La plantilla de especialistas del Carmen y Severo Ochoa también alerta de que la situación más lógica en el futuro del funcionamiento del hospital será la de unos médicos que viven y trabajan en el centro de la región y que acuden a pasar consulta a Cangas, «o ni siquiera eso porque ya hemos visto que no mandan gente para cubrir vacaciones ni bajas, y hay servicios que están sin jefe en el hospital (seis de 16)».


Según la opinión de estos profesionales, que son todos los que trabajan en Cangas, el hospital quedaría como un centro donde se operarían sólo las intervenciones más sencillas y donde se daría cama a los enfermos terminales, así como una especie de ambulatorio, con consultas externas, que derivaría cualquier problema medianamente serio al Hospital Central de Oviedo.


Concluyen los médicos recalcando que creen que el coste político de cerrar el hospital de Cangas es inasumible y por eso llevan tiempo haciendolo languidecer, quitando servicios y dejándolo obsoleto. «La población tiene que saber cuáles son las intenciones de este gobierno. Nos parece increíble que el PSOE local no diga nada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook