12 de enero de 2014
12.01.2014

Ibias quiere que León, Asturias y Galicia paguen la investigación en dos campamentos romanos

El CSIC ve claves los núcleos de A Granda y A Recacha para entender el despliegue militar de Roma en la cornisa cantábrica

12.01.2014 | 02:10

Ibias pedirá ayuda a la Consejería de Cultura del Principado de Asturias para poder seguir trabajando en los recientemente descubiertos campamentos romanos de A Granda das Xarras y A Recacha, que comparten territorio con Lugo y León. El primero ya está confirmado que fue una fortificación romana, mientras que en el segundo, cuya investigación aún está en la primera fase, aún se considera este hecho como una hipótesis probable.

Estos asentamientos de hace unos dos mil años fueron descubiertos en el año 2006 por el arqueólogo ibiense José Antonio Ron durante sus trabajos para el inventario arqueológico del concejo.

El más importante de ellos por su tamaño, 5,5 hectáreas, es el de A Grandas das Xarras, que está entre los concejos de Ibias y Cardín (León). El de A Recacha se sitúa entre Ibias y Navia de Suarna (Lugo). Es por eso que el esfuerzo de financiación no se va a pedir sólo al Principado, sino también a las administraciones gallegas y castellano-leonesas. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con un equipo liderado por la científica Almudena Orejas, estuvo trabajando el pasado año sobre el terreno y encontró hallazgos muy importantes, como son una lanza de 1,80 metros, el clásico pilum de las legiones romanas, y pudo delimitar el perímetro de la fortificación y sus posibles lugares de entrada y salida.

"Es muy importante seguir investigando en la zona para dar luz a la estrategia militar de Roma en toda la cornisa cantábrica", señaló Orejas en una reunión mantenida ayer en el Ayuntamiento de Ibias, en la que estuvieron presentes los alcaldes de este concejo, José Ron, y de Navia de Suarna, José Fernández, además de otro miembro del equipo de trabajo, como es Alejandro Beltrán.

"Además, hemos podido comprobar que hay una estrecha relación entre estos campamentos y las explotaciones mineras de oro, que se encuentran por decenas en la zona. Estas explotaciones comenzarían unos veinte años después de la invasión", subrayaron los científicos, que también quieren investigar este extremo, así como la construcción de un gran depósito de agua en el Pozo dos Lamocos que habría dado servicio a las citadas minas. El objetivo que se busca, además de la investigación en sí misma, es su puesta en valor y su señalización con carteles para que se pueda visitar y se convierta la zona en un gran valor turístico.

"Nos parece muy importante. Pero los ayuntamientos no podemos afrontar la financiación del proyecto, por eso vamos a pedir a las diferentes consejerías de Cultura, de cada una de las autonomías, su colaboración con un proyecto que es muy, muy interesante", apuntó Ron.

Su compañero alcalde de Navia de Suarna concluyó: "Es la recuperación de una parte de nuestra historia y, además, un reclamo turístico. No teníamos ni idea de que teníamos algo así".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook