08 de febrero de 2014
08.02.2014

Ence pretende aumentar la jornada de sus empleados 72 horas anuales

"Esto demuestra que no sobraba la gente que jubilaron", señalan los sindicatos, que amenazan con una huelga

08.02.2014 | 02:40

Los trabajadores de las plantas de Ence en Navia, Huelva y Pontevedra se encuentran actualmente negociando con la empresa un nuevo convenio colectivo, en el que la empresa quiere incluir un aumento de 72 horas anuales en la jornada laboral. Se trata del mayor de los escollos que ha surgido hasta el momento en el camino hacia el acuerdo, dado que la plantilla no está dispuesta a aumentar "ni cinco minutos" su tiempo de trabajo.

Así lo manifiesta Juan Méndez Castrillón, secretario regional de SOMA-FITAG-UGT, y miembro de la comisión negociadora creada para negociar el nuevo convenio. "Las plantillas de las tres plantas no están en absoluto de acuerdo con esta medida que pretende la empresa. Sobre todo, después de que la empresa haya presentado un expediente de regulación de empleo, que finalmente no se llevó a cabo gracias a la oposición de los trabajadores, y porque no paran de decirnos que sobra gente en la plantilla. Y si sobra gente, nosotros no podemos aumentar la jornada", asegura Méndez.

En lugar de llevar a cabo ese expediente de regulación de empleo, la empresa redujo la plantilla a través de una serie de jubilaciones voluntarias anticipadas. Los trabajadores creen que ahora se quiere cubrir ese hueco aumentando su jornada de trabajo: "La gente que sobraba la hay que cubrir con aumento de jornada, con lo que se demuestra que realmente no sobraba gente", considera Juan Méndez.

En el caso en que la empresa no sea flexible y acabe rebajando sus pretensiones, no se descarta que los trabajadores ejerzan medidas de presión para tratar de acercar posturas. "Si la empresa no se mueve de ahí, habrá una huelga en las tres fábricas, después de repetirnos que éramos muchos", asegura el secretario del sindicato.

Las negociaciones, que abarcan otros temas como disposiciones generales o grupos de trabajo, continuarán durante las próximas semanas, aunque no es probable que se llegue a un acuerdo antes del verano. Juan Méndez Castrillón destaca la unidad que existe entre los trabajadores de las tres plantas de Ence: "Lo que da más fuerza es la unión entre las tres fábricas, la solidez que tenemos".

La empresa, por su parte, ha preferido no hacer declaraciones respecto a esta negociación del convenio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook