Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tapia acuerda con Puertos restringir el acceso de vehículos a la zona del muelle

La Policía Local y la Guardia Civil tienen un listado con las matrículas de los coches autorizados y empezarán a multar a quien pase sin permiso

El Ayuntamiento de Tapia y el servicio de Puertos han acordado limitar el acceso rodado al puerto de Tapia, de tal modo que solo tendrán permiso para circular por la zona los profesionales del mar y algunos residentes. La Policía Local y la Guardia Civil tienen en su poder un

"Queremos que el puerto sea, para los que trabajan allí y para el peatón, un lugar accesible y cómodo. No pretendemos cerrar nada de la noche a la mañana, pero sí establecer un uso racional del espacio", explica el alcalde de Tapia, Enrique Fernández.

El gobierno tapiego lleva tiempo negociando una solución con los responsables portuarios, pues está cansado de que los vehículos se salten la prohibición y accedan al muelle. "A pesar de todas las señales colocadas, la gente no se lo toma en serio", indica el regidor, quien añade que los agentes empezarán a multar a quien incumpla la norma. El Alcalde explica, además, que las personas con acceso permitido podrán entrar con sus vehículos para realizar las oportunas gestiones, pero no podrán estacionar en la zona sin límite temporal.

El consistorio lleva meses poniendo en orden el tráfico en la villa. Entre las medidas aplicadas destaca el establecimiento del sentido único de circulación en la calle Santa Rosa, la ordenación del aparcamiento en la plaza de Campogrande y la construcción de una rotonda en la intersección entre las calles As Casúas y Francisco González Villamil.

El gobierno local considera que los cambios han resultado positivos y no ha recibido queja alguna al respecto. No obstante, quiere actuar en algunos puntos como al inicio de la Avenida del Muelle. En este sentido, en los próximos días se pintará una línea amarilla para prohibir el aparcamiento desde Informática Mina hasta el inicio de la calle, a excepción de unas pocas plazas que de dejarán para acceso a un bloque de viviendas y a un negocio.

Asimismo, se están construyendo varios badenes en las avenidas de Asturias y de Galicia para obligar a los coches a reducir la velocidad a su paso por esas zonas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats