Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las ostras del Eo, listas para Navidad

"Están muy bien", dicen los cultivadores sobre la remesa que acaban de retirar del estuario y que hoy entrará en la depuradora de Castropol

27

Ostras en la ría del Eo

Aprovechando la bajamar de ayer por la mañana los ostricultores retiraron del campo de cultivo de la ría del Eo buena parte de la partida de en torno a 25.000 ostras reservada para la campaña navideña. "Están muy bien", sentencia el biólogo de Acueo, Eduardo Martín, con respecto a la calidad y el estado de estos apreciados moluscos. Hoy los ejemplares entrarán en la depuradora de Castropol y la semana que viene empezarán a salir para tomar parte en los primeros festines de la Navidad.

Esta época es una de las más intensas del año para esta pequeña firma castropolense, que suma más de dos décadas de trayectoria y que en el último lustro ha popularizado la venta online de este molusco que concentra su producción asturiana en el Eo.

"Las ventas por Internet van a más. Es una solución para los pequeños productores y también facilita a los consumidores acceder a productos que, como las ostras, no tienen cerca", explica Nuria Núñez.

Ya se ha convertido en tradición que la web de Acueo incorpore cada Navidad un contador en el que se puede apreciar el avance de las ventas de esta remesa especial de Navidad. Este año lo estrenaron antes del puente de la Constitución y el ritmo de venta va muy bien: ayer el contador indicaba 18.400 ostras restantes.

"La venta va un poco mejor que el año pasado", precisa Martín, mientras, junto a Manuel Fernández, retira los sacos del campo de la ensenada de La Linera, más conocido en la zona como A Lieira. Los sacos de esta ostra en estado óptimo (cada una pesa en torno a 100 gramos) cuentan con 100 ejemplares cada uno. "En el caso de ostras en crecimiento metemos unas 80 ostras en cada saco", apunta Martín, mientras hace sitio a los sacos en la gabarra más antigua de Acueo.

Núñez explica que muchos clientes habituales hacen su reserva con antelación y, de hecho, el primer pedido online recibido este año fue para la cena de Fin de año. Asturias, País Vasco y Madrid lideran el consumo de la ostra del Eo. Martín añade que las ventas en la capital española han crecido gracias al trabajo de campo que realizan. "Todos los meses hacemos el esfuerzo de ir al Mercado Productores, pero es bueno porque la gente te conoce y eso inspira más confianza. Prueban el producto y luego muchos lo piden para Navidad", explica este ostricultor.

El trabajo de la campaña navideña empieza a finales de octubre cuando los cultivadores inician la selección de las ostras para la Navidad en las parrillas del campo de cultivo. El trabajo en pleno estuario -Acueo es una de las dos empresas que operan en el Eo y tiene tres hectáreas de cultivo-- se hace duro en ocasiones por las condiciones meteorológicas, pero las vistas compensan con creces el esfuerzo diario de estos ostricultores.

Hoy a primera hora de la mañana harán un lavado a presión a los sacos de ostras y, a continuación, cargarán la piscina para iniciar el proceso de depuración en el Centro de Experimentación Pesquera de Castropol. Allí las ostras permanecerán entre siete y 15 días e irán saliendo progresivamente, según reciban los pedidos. Incluso han dejado algunos sacos más en el agua en previsión de que puedan recibir más pedidos de lo inicialmente previsto.

Compartir el artículo

stats