03 de julio de 2018
03.07.2018

La carretera del Navia, una concesión por 30 años con un canon anual de 10 millones

La adjudicataria deberá afrontar la inversión inicial, de 180 millones, y el mantenimiento

03.07.2018 | 01:51
Fernando Lastra, los regidores de Illano, Leandro López; Pesoz, José Valledor, y Boal, José Antonio Barrientos, José María Pertierra y el alcalde de Grandas de Salime, Eustaquio Revilla, ayer en el municipio grandalés.

Las obras de mejora de la carretera AS-12, que une los municipios de Navia y Grandas de Salime, se ejecutarán a través de una concesión a una firma privada, que será la encargada de realizar la inversión inicial y el mantenimiento de la vía durante un plazo estimado de treinta años. A cambio, el Principado abonará a la concesionaria un canon anual que podría rondar los 10 millones de euros, en función del estado que presente la vía y otras variables. Los planes de la administración regional pasan por licitar esta concesión en un plazo de nueve meses, y que en el periodo 2019-2021 se concluya la primera fase, centrada en la mejora del tramo entre Boal y Grandas, el que presenta un peor estado general. El resto del trazado se remataría, según estos cálculos, en el año 2030. En total, está previsto invertir en la obra unos 180 millones de euros.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, presentó ayer en Grandas de Salime este ambicioso proyecto, contemplado en el plan regional de carreteras, al que se quiere dar prioridad "adelantando los plazos en la medida de lo posible". En el encuentro participaron, además del director general de Infraestructuras y Transportes, José María Pertierra, los regidores del alto Navia y la comarca Oscos-Eo, que atendieron a las explicaciones de los dirigentes regionales sobre la vía.

La acción más inmediata será encargar a la Sociedad de Servicios del Principado de Asturias (Serpa) la redacción del anteproyecto y el estudio preliminar de impacto ambiental, a lo que se destinarán 250.000 euros. Acto seguido se trabajará en los pliegos que regularán la concesión, un sistema novedoso de colaboración público-privada que busca ser "la fórmula que nos permita ejecutar esta actuación", tal y como explicó Fernando Lastra.

El Consejero ratificó el compromiso de su departamento para con el valle del Navia y sus comunicaciones rodadas, un compromiso "con los vecinos de esta parte de Asturias, para ofrecer una conexión que les acerque a los servicios públicos, como la sanidad, y a la Autovía del Cantábrico". Y es que, según los cálculos de Infraestructuras, los vecinos de Grandas podrían viajar hasta Navia o Jarrio en unos 45 minutos, por la hora y media actual. "Asturias tiene la obligación y la responsabilidad, así como el compromiso político y moral con esta comarca, y nosotros tenemos la responsabilidad de afrontarlo. Estamos en la comarca de todo Asturias más delicada en este aspecto", recalcó Fernando Lastra.

Por su parte, José María Pertierra explicó el mecanismo de concesión de esta obra: "El contratista adelanta la inversión, y después se encarga de realizar las labores de conservación de la carretera. Año a año va recuperando la inversión, a través de un canon que aportaría el Principado. Este canon va sujeto al grado de conservación, de cumplimiento de contratos, como puede ser la retirada de argayos o el desbroce de la vía". El canon estimado en un principio, para los treinta años de concesión que se plantean, rondaría los diez millones de euros, aproximadamente.

La mejora de la AS-12 es una demanda histórica de los municipios que conforman el valle del Navia, que la utilizan a diario para acceder a los servicios más básicos. En el pasado se anunciaron planes para mejorar el sinuoso trazado de la vía, que nunca llegaron a fructificar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook