Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MARISA GARCÍA DÍEZ | Presidenta de la Asociación de Vecinos del Valle de Paredes

"En la zona rural necesitamos una apuesta decidida de las administraciones"

"Estamos convencidos de que el río Esva podría ser el gran vertebrador del turismo en el Occidente, hay que ampliar la ruta de las Hoces"

Marisa García Díez, en San Pedro de Paredes.

Marisa García Díez, en San Pedro de Paredes. A. M. SERRANO

Marisa García Díez es la presidenta de la Asociación de Vecinos del Valle del Paredes. El histórico colectivo pasó el año pasado por un momento de crisis al dimitir la directiva sin dejar relevo. Marisa García tiene 60 años y considera que la implicación de los jóvenes con los pueblos es "fundamental" para garantizar su supervivencia.

- ¿Qué importancia tiene una asociación de vecinos?

-Su existencia es fundamental para canalizar la defensa de los intereses generales de todos los vecinos. En todo caso, además de ejercer la labor de representación, también debe fomentar la conservación del patrimonio vecinal, así como la unión entre vecinos y todo aquello que facilite el aprovechamiento de los recursos que se ponen a nuestro alcance por las administraciones.

- ¿Son necesarias más asociaciones, y más activas, en Valdés?

-Desconozco el número total de asociaciones que hay en Valdés. Sí tengo la impresión de que hay muchas y de que además somos muy activas y tenemos muchas inquietudes por mejorar nuestro entorno a través de la unión. Por eso no entendemos que cada vez se nos pongan las cosas más difíciles, con normas como las de festejos o la última que nos impide organizar excursiones. Da la impresión de que interesa nuestra desaparición.

- ¿Cómo cree que afecta la asociación a la vida de los vecinos?

-Debería facilitar la vida cotidiana, además de mejorar las relaciones entre vecinos.

- La antigua directiva dejó el colectivo sin sucesión y el año pasado no se pudieron organizar la feria de costumbres y oficios del medio rural de Semana Santa ni el descenso ecológico del Esva. ¿Hay ahora unidad?

-La mayoría de los vecinos del Valle de Paredes entienden que la asociación somos todos y ellos han sido siempre un ejemplo de apoyo y lucha en los momentos más importantes de nuestra historia como asociación. En la junta directiva estamos muy satisfechos con el respaldo que recibimos desde que fuimos elegidos.

- ¿Qué se necesita para que los pueblos continúen teniendo vida?

-Se necesita fundamentalmente gente joven que los habite y repueble. Para hacerlos más atractivos son necesarias buenas comunicaciones, tanto en carreteras que faciliten los desplazamientos como en los accesos a las nuevas tecnologías, con un acceso a internet de calidad. Hace falta, además, contar con buenos servicios y con incentivos económicos que faciliten que las personas no echen de menos vivir en núcleos más urbanos.

- ¿Cuales son sus proyectos a medio plazo?

-Tenemos varios objetivos prioritarios desde el inicio de nuestra gestión. El primero, reivindicar la mejora, con un nuevo trazado, de la carretera que une Naraval con Brieves. No solo nos beneficiaría como vecinos, sino que representa la salida de un gran número de vecinos del concejo de Tineo a la autovía del Cantábrico. En segundo lugar, estamos convencidos de que el río Esva podría ser el gran vertebrador del turismo en el Occidente y para ello consideramos imprescindible mantener en buen estado la Ruta de las Hoces del Esva, ya habilitada, y su ampliación desde Paredes a Brieves por la enorme belleza que añadiría este recorrido. En tercer lugar, nos gustaría mantener abierto el Centro de Interpretación de las Hoces del Esva la mayor parte del año, pero necesitamos ayudas a nivel público.

- ¿Echan de menos ayudas de las administraciones públicas?

-Todas las ayudas son bienvenidas, tanto las vecinales como las públicas. En el tema concreto de mantener abierto el Centro de Interpretación de las Hoces del Esva, nos hace falta colaboración económica porque nuestros recursos son muy limitados y el voluntariado, escaso.

- ¿Cómo ve el valle dentro de diez años?

-Tenemos un mal pronóstico: la población está muy envejecida y para el relevo generacional solo contamos con diez jóvenes de uno a 16 años. Necesitamos con urgencia una apuesta decidida de las instituciones públicas para revertir la tendencia actual. Es imprescindible la puesta en marcha de las medidas que creen mejores condiciones en nuestros pueblos rurales, como hemos comentado anteriormente: mejora de comunicaciones, más incentivos económicos a las parejas con hijos que los habiten (desde exención de impuestos a ayudas en la escolarización), mejoras en todos los servicios públicos... Sería una magnífica inversión para dar la posibilidad a muchas personas de acceder a una forma de vida más amable que la que ofrecen las ciudades y para evitar el desolador paisaje de pueblos fantasma.

- ¿Qué le diría a la gente joven de la zona?

-Les pediría generosidad, más colaboración e implicación con los asuntos que nos atañen a todos porque, finalmente, luchamos por defender mejores condiciones de vida para todos y poder transmitirles el patrimonio cultural a las siguientes generaciones.

- ¿Vivir en la zona rural es una opción con ventajas?

-Vivir en una zona rural es una forma de entender la vida que tiene muchas ventajas y algunos inconvenientes, pero destacaría a favor que económicamente nadie debe de empeñarse de por vida para tener un techo donde vivir, que puedes cultivar lo que comes, que la relación con tus vecinos es más intensa y generalmente más "humanizada" y amigable, que puedes educar a tus hijos más en contacto con la Naturaleza, que la vida tiene un ritmo más tranquilo que en una ciudad y que hay muchas oportunidades para desarrollar tus inquietudes si quieres trabajar.

- ¿Qué actividades van a hacer este verano?

-Después de un parón en el que no había relevo de la junta directiva, vamos recuperando las actividades. El próximo 18 de agosto, a celebrar el Descenso Ecológico del Esva.

Compartir el artículo

stats