24 de febrero de 2019
24.02.2019

"No se va a anular el concepto de parroquia", dice el vicario episcopal

Cangas, Tineo y Pola de Allande serán las cabeceras de las tres unidades pastorales del Suroccidente, que tendrán ocho curas

23.02.2019 | 23:26
Por la izquierda, el arcipreste Juan José Blanco, Antonio Vázquez y Jesús Emilio Menéndez.

El arciprestazgo de El Acebo, que incluye los concejos de Allande, Cangas del Narcea, Degaña, Ibias y Tineo, se reorganiza en tres unidades pastorales que tendrán cabecera en Tineo, Pola de Allande y Cangas del Narcea, desde donde se coordinarán también Ibias y Degaña. El de El Acebo es el último de los 14 arciprestazgos de Asturias en el que se ha explicado el cambio hacia el que va la Iglesia en busca de la participación y la implicación de sacerdotes, religiosos y laicos.

El vicario episcopal de pastoral, Antonio Vázquez, fue el encargado, junto al vicario episcopal de Avilés-Occidente, Jesús Emilio Menéndez, de acercar a los asistentes a las unidades pastorales. En su discurso, Vázquez insistió en que "no vamos a anular el concepto de parroquia como tal", sino que el cambio supondrá ampliar horizontes geográficos. Puso como ejemplo la elección de Cangas del Narcea como cabecera de una de las unidades: "Aquí tenemos locales, más recursos y, además, es el lugar al que los vecinos acuden para hacer trámites, compras o ir al médico, pero la cabecera es igual que el resto, el cura es tan cura de Besullo, de Tebongo, como de Cangas".

Para el funcionamiento de la Unidad Pastoral, Antonio Vázquez destacó la importancia de crear consejos pastorales, es decir, un grupo de personas que apoyen y aconsejen al sacerdote, y consejos económicos, en los que se lleve la gestión de las obras que pueden ser prioritarias y el mantenimiento de los cementerios. Además, repasó otras actividades que deben potenciarse como crear encuentros de la comunidad, grupos de Cáritas, centralizar el catecismo en la cabecera, determinar los lugares de culto "sin abandonar las parroquias más pequeñas", matizó, o facilitar que los laicos hagan celebraciones en ausencia del cura.

Jesús Emilio Menéndez también incidió en que "no se trata de suprimir parroquias, sino de trabajar en comunidad" y en que la reorganización en unidades pastorales presentada debe verse como un plan director que sirva para la organización en un futuro.

Está previsto que la Unidad Pastoral de Cangas del Narcea cuente con un equipo de 5 sacerdotes, la de Tineo con 2 y la de Pola de Allande con un cura, que además, la idea es que esté vinculado a Cangas del Narcea y que mantenga colaboración con Tineo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook