31 de diciembre de 2019
31.12.2019

La plantilla de la planta de purines inicia movilizaciones tras 4 meses sin cobrar

"Es vergonzoso", afirman los trabajadores, que denuncian la mala gestión de un proyecto innovador que recibió ayudas públicas

31.12.2019 | 01:03
Los trabajadores de la planta de purines, ayer, en su primera protesta.

Los 14 trabajadores de la planta de purines de Armental, gestionada por Biogastur, decidieron ayer iniciar movilizaciones en busca de una pronta solución a su precaria situación. Llevan sin cobrar la nómina cuatro meses y la empresa gestora no solo les adeuda esas nóminas, también las pagas extraordinarias de 2019 y otros complementos.

El portavoz de la Corriente Sindical de Izquierdas en Asturias, Antonio Estévez, hizo pública ayer la situación de la plantilla, que en principio se oponía a hacer público su caso. "Lo que está pasando es vergonzoso y no podemos estar negociando más cuando nada de lo que promete la empresa se cumple", dijo Estévez, quien actuó de portavoz de los trabajadores.

Los problemas empezaron en el primer trimestre de 2019, según se desprendió ayer en la reunión que mantuvieron trabajadores, sindicato, y representantes de Podemos y PP. Pese a que la planta "está operativa" y puede funcionar a pleno rendimiento, no hay financiación para que la plantilla cobre sus salarios y la actividad no cese. Se han dejado de recoger purines y las instalaciones trabajan con residuo orgánico con el único fin de "mantener vivo el proceso, y siempre gracias a la generosidad de la plantilla", matizó Estévez.

En la reunión de ayer se concretó diseñar un calendario de movilizaciones. En fechas próximas, y por concretar, se cortarán carreteras y se harán concentraciones "en el ayuntamiento, en la Junta e incluso en la sede de Central Lechera Asturiana (en su origen, socio en el consejo de administración de Biogastur con un 25 por ciento de la propiedad)", dijo Estévez.

También se dio a conocer la situación de la plantilla a los representantes políticos que decidieron reunirse con los trabajadores. Por parte del PP acudió la portavoz en el Ayuntamiento, Ana Isabel Fernández, quien quiso puntualizar que su partido no recibió una invitación oficial a la reunión. Por parte de Podemos fue la diputada Nuria Rodríguez. No había representación del PSOE ni de IU, partidos que gobiernan en Navia. La portavoz de PP se mostró comprensiva con los trabajadores y recordó la moción registrada en septiembre por su partido, y rechazada entonces por PSOE e IU, para que el Alcalde naviego, Ignacio García Palacios, liderara una solución a este problema que se plantea en una planta de purines "a la que dio promoción", denunciaron en la reunión.

La diputada de Podemos, Nuria Rodríguez, aseguró por su parte que su partido presentará en la Junta General del Principado una pregunta urgente para conocer qué pasa en la planta, cuánta inversión pública recibió y por qué el gobierno socialista no apuesta por esta moderna instalación, llamada a generar energía limpia a través del metano de los purines.

Ayer, se dio a conocer una subvención pública de 545.022 euros con destino a Biogastur para levantar la planta, pero los sindicatos creen que ha recibido más ayudas y piden que se arroje más luz sobre un proyecto con apoyo público "que no funciona como debiera porque no hubo una buena gestión". Los trabajadores aseguran que la información que les ofrecen sobre el estado financiero de la empresa es muy limitada y que no se cumplen los compromisos. El último: cobrar una parte el 22 de diciembre. La planta de purines se presentó como un innovador proyecto para Asturias. En las instalaciones, de coste millonario, se transforma el metano del purín en energía y se genera abono libre de mal olor. Además, se contribuye a retirar de forma sostenible el estiércol. El gobierno naviego asegura que la planta cambió de propiedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook