Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malleza quiere a su médico

El temor a que sea definitivo el cierre del centro periférico local por la pandemia

A mediados del siglo pasado las parroquias de Malleza y Mallecina de Salas eran cabeceras de comarca. En el primero de esos dos pueblos había médico, el veterinario estaba en La Arquera, un cura en cada parroquia y maestros en los principales pueblos con escuelas hasta en las brañas de Repozo y Brañaivente. De todo aquello, no queda nada. Y cuando el virus asomó por La Espina afectando al veterinario de allí, se cerró con doble vuelta de llave el centro médico de Malleza (centro periférico creo que es su denominación) llevando al médico y a la ATS para Salas.

Esta es una comarca tremendamente envejecida y cada pueblo es ya un geriátrico. Ahora, tras la pandemia, han comenzado a afincarse por aquí, en sus casas hasta ahora vacías, muchas familias que se resguardan del virus huyendo de la gran urbe y como hay ya mucho jubilado pues se quedan en la casa que nacieron. Tienen el médico -tenían hasta ahora- en Malleza y eso era una garantía sanitaria. Los niños, pues a Salas cada mañana a la concentración escolar aquella que trajo ventajas pero que nos llevó al desarraigo infantil y juvenil del medio rural.

Y en esas estamos. Se había anunciado desde Oviedo que el centro médico de Malleza, que cubría toda el área de esta parroquia más las de Mallecina y Priero, volvería a la normalidad anterior al virus con médico y ATS. Vino ésta última el lunes pasado, atendió algún Sintrón y fuese. Y pechó de nuevo. Y el personal se siente engañado, frustrado e impotente ante la situación porque para la consulta médica hay que seguir viajando hasta Salas, treinta kilómetros de nada -ida y vuelta- y como hay mucho personal mayor que no tiene coche pues a llamar un taxi y a pagar de los seiscientos cuarenta euros que cobra un jubilado de la Agraria. Fuentes sanitarias afirman que se está cumpliendo a rajatabla el protocolo. Y un vecino de la braña de Vegacebrón me decía en La Barraca: "Nun sei quien ya ese paisanu que llaman protoculo porque nu miou pueblo lo que queremos ya ir a consultar con el doctore don Fernando en Malleza". Pues eso, que vuelva don Fernando. Pero que sea?¡ya!

Compartir el artículo

stats