Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salas celebra el acuerdo para la rehabilitación de la colegiata y el mausoleo obra de Pompeo Leoni

Satisfacción tras la firma del convenio de colaboración entre entidades que hará posible la conservación de un patrimonio “sobresaliente”

El mausoleo del arzobispo Fernando Valdés y Salas, obra del artista Pompeo Leoni. | L. M.

El mausoleo del arzobispo Fernando Valdés y Salas, obra del artista Pompeo Leoni. | L. M.

La colegiata de Santa María La Mayor, en Salas, será rehabilitada. El objetivo es conservar el inmueble, de estilo gótico y Bien de Interés Turístico Cultural (BIC), con atención al mausoleo del Arzobispo Fernando Valdés y Salas, fundador de la Universidad de Oviedo. Una obra del escultor italiano Pompeo Leoni

Las mejoras previstas son posibles gracias al acuerdo de colaboración suscrito entre la Fundación Valdés-Salas, la Fundación Cajastur y la entidad Cosmen Menéndez Castañedo XXI. “Uno de nuestros objetivos era salvar el mausoleo, que está muy afectado por la humedad por lo que, antes de la restauración, van a hacer trabajos de limpieza para quitar esas humedades, que son lo que lo destruye”, explica Joaquín Lorences, presidente de la Fundación Valdés-Salas.

También se actuará en la fachada de la colegiata y “el esfuerzo más importante” se hará en el tejado y sobre las aguas perimetrales del edificio. Unos trabajos que ejecutará la empresa local Forestal Salense y cuyas tareas de limpieza previas llevarán unos dos meses, detalla Lorences. Después, mediante un proyecto y con técnicos especializados en restauración de arte se intervendrá el mausoleo de Pompeo Leoni, autor de las esculturas de Carlos I y su familia que se encuentran en la iglesia del monasterio de San Lorenzo del Escorial, entre otros.

Camino de Santiago

Joaquín Lorences, presidente de la Fundación Valdés-Salas, mostró su satisfacción tras la firma del convenio de colaboración entre entidades, ya que mediante este sistema de cooperación se impulsa la conservación del patrimonio de la villa de Salas.

Dicho patrimonio, incide, toma una importancia “sobresaliente”, ya que estamos hablando de uno de los inmuebles más importantes de la ruta jacobea, muy visitado además por todos aquellos que la realizan eligiendo este intinerario en concreto.

A conocer el edificio y, por tanto, su entorno, acuden, según los últimos datos disponibles al respecto, aproximadamente un ochenta por ciento de los peregrinos que optan por desarrollar el itinerario de la vía Primitiva del Camino de Santiago.

De este modo, estaríamos hablando de cifras que alcanzan los 20.000 personas al año.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats