Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jarrio está sin cardiólogos en plantilla, dice el colectivo “Salvemos nuestro hospital”

Médicos de otras áreas sanitarias pasan consultas, pero la plataforma muestra su preocupación por la falta de especialistas para las urgencias

Usuarios en la zona de entrada del hospital, en una imagen de archivo. | T. C.

Usuarios en la zona de entrada del hospital, en una imagen de archivo. | T. C.

Jarrio se ha quedado sin cardiólogos en su plantilla, denuncia la plataforma “Salvemos nuestro hospital”. El colectivo afirma que para mantener las consultas cada semana se están trasladando facultativos de otras áreas sanitarias, si bien su mayor preocupación radica en las urgencias cardiovasculares que, de producirse, no podrían ser atendidas directamente por un especialista al no estar de manera fija ninguno en el centro.

El portavoz de la plataforma, Carlos López, explica que el hospital de Jarrio cuenta con dos plazas de cardiólogo y que una de ellas ya estaba vacante desde mediados de año y la otra se quedó libre en diciembre. Desde entonces, “las pocas consultas que pasan son hechas por médicos que vienen de otras áreas, que no atienden ni hospitalización ni urgencias”, apunta.

López señala que en el hospital “hay un caos de gestión” y que los profesionales optan por irse buscando mejoras laborales. “El cardiólogo se ha ido a otro hospital porque le ofrecía mejores condiciones, aquí están hartos y se acabando yendo”, explica. La razón de ese hartazgo asegura que viene de la carga de trabajo, la falta de incentivos y las pocas posibilidades de desarrollarse profesionalmente.

“A muchos especialistas aquí les ofrecen contratos de tres meses, mientras que en otros hospitales dan estabilidad laboral, así que cuando tienen la oportunidad de conseguir un contrato mejor, se van”, subraya.

Internistas

Los responsables de la plataforma, vinculada al PP, se han mostrado indignados con la elevada cantidad de consultas anuladas en el hospital con el argumento de la pandemia. “No se pueden cancelar consultas de oftalmología culpando a la pandemia porque sencillamente es mentira, es engañar a la gente”, explica López, quien además señala que apenas hay consultas de medicina interna. “Hay cinco internistas de los nueve que debería haber y se dedican a hospitalización y urgencias, pero hay gente que no puede esperar más pos su consulta”, lamenta.

A principios de enero los médicos internistas del hospital de referencia del Noroccidente amenazaban con abandonar el centro hospitalario si no se cubrían las bajas. Entonces, el Principado apuntó que no se cubrían por estar agotada la bolsa de especialistas.

Compartir el artículo

stats