Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luarca pone a punto a su mejor matemático

“En 25 años no vi un alumno de tal talento”, dice el profesor de Pablo Menéndez, que se prepara para una prueba nacional en mayo

Pablo Menéndez y Arturo Llamedo, trabajando en el departamento de Matemáticas del instituto. | A. M. Serrano

Pablo Menéndez y Arturo Llamedo, trabajando en el departamento de Matemáticas del instituto. | A. M. Serrano

El valdesano de 16 años Pablo Menéndez se prepara para las olimpiadas nacionales de matemáticas que se celebrarán la próxima primavera en Elche. Lo hace con los retos que él mismo se plantea y, por supuesto, los que le plantea Arturo Llamedo, su profesor en el instituto de Secundaria Carmen y Severo Ochoa, de Luarca. Este asegura que el joven es un estudiante “como pocos” y que en 25 años de profesión, enseñando Matemáticas, nunca dio clase a un alumno de esta edad con tanto talento para esta displicina.

Pablo Menéndez es uno de los tres asturianos elegidos para representar a Asturias en el certamen nacional en el que estudiantes de su edad de toda España medirán su esfuerzo y talento para los números. No es la primera vez que se enfrenta a estas convocatorias, ya que lo hizo el curso pasado dentro de la categoría de Secundaria. Se toma la nueva oportunidad con ganas y con esperanza de poder triunfar.

Cursa con éxito las asignaturas de primero de Bachillerato y es un alumno que se esfuerza, que trata de superarse día a día y que, como él mismo reitera, opta por entender las matemáticas “y no tanto por memorizar y resolver problemas con fórmulas que antes no comprendí bien”.

Estas semanas se prepara para la prueba, la olimpiada es en mayo, parece lejana, pero su profesor asegura que no hay tiempo que perder. “Tiene un don especial, pero es importante prepararse bien porque en estas pruebas no hacen exactamente los problemas que resuelven en clase y competirá con otros alumnos que estudian mucho para la ocasión”, subraya Llamedo.

Pablo Menéndez se lo toma con deportividad. Para él “es un honor” representar a Asturias, pero, además, asegura que le hace ilusión especial pensar en que si gana a nivel nacional, pasará al circuito internacional. Si algo tiene claro es que este tipo de competiciones, que hacen al alumno medir su resiliencia y su capacidad para controlar los nervios, “tienen que gustarte”. Y las matemáticas, también.

Asegura que siempre “nos quejamos del profesor” cuando hablamos de materias que tienen que ver con números, fórmulas y axiomas, pero no todo lo hace ni lo sentencia el profesorado. De hecho, sostiene que si alguien quiere profundizar en las matemáticas y lograr el éxito “tiene que ponerle pasión”.

La Universidad de Oviedo también pondrá su granito de arena para que Pablo Menéndez y los otros dos estudiantes seleccionados (ambos de Oviedo, según el intituto luarqués) puedan acudir a Elche con la mejor preparación.

Por el centro educativo de Luarca también pululan estos días libros de matemáticas clásicos, de la época de estudiante de Arturo Llamedo, a los que se da uso en la preparación de su alumno. Este recibe con entusiasmo las propuestas y los ensayos mientras asegura que él tiene “secretos” para acertar. Sigue a los grandes maestros y aconseja fijarse bien en uno: Carl Friedrich Gauss, “el príncipe de los matemáticos”. “El teorema más importante de cada rama es de él”, apunta.

Compartir el artículo

stats