Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Hay que inmunizarse sin miedo, el control es exhaustivo”, asegura Rosa Menéndez (CSIC)

La presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas defiende la vacuna que lidera Luis Enjuanes como “la mejor del mundo”

La estudiante Laura Vallines, ayer, antes del inicio de la conferencia online. | T. Cascudo

La estudiante Laura Vallines, ayer, antes del inicio de la conferencia online. | T. Cascudo

La presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la investigadora asturiana Rosa Menéndez, aprovechó ayer su intervención en el Foro Comunicación y Escuela para reivindicar la importancia de la vacunación y defender los tres proyectos de vacunas que prepara el centro que dirige. “Más vale estar vacunados que no hacerlo. No hay que tener miedo, porque los controles son exhaustivos”, señaló la pixueta en su intervención telemática, que fue seguida por los estudiantes de Bachillerato del instituto Elisa y Luis Villamil, de Vegadeo.

Menéndez, que confesó añorar Asturias y su pueblo natal de Corollos (Cudillero), reivindicó el papel de la ciencia en esta pandemia y defendió especialmente el trabajo que se está haciendo desde el CSIC para hacer frente al covid-19, creando desde mascarillas a vacunas. En concreto, sobre estas últimas, hizo especial hincapié en el proyecto que lidera el virólogo Luis Enjuanes y defendió su vacuna como “la mejor del mundo”. Aunque “va muy bien”, expresó que aún es pronto para saber “si va a llegar al final”. Se basa en la replicación del virus, está en fase preclínica y podría llegar a fase clínica (cuando se inician las pruebas en humanos) a finales de año. “No va rápido, va despacio, pero está replicando el virus y adaptándose a sus mutaciones”, precisó Menéndez. También habló del proyecto de vacuna que lidera Mariano Esteban, que va más avanzado y pasará a fase clínica en un “plazo relativamente corto”.

Rosa Menéndez, durante su charla con los estudiantes de Bachillerato. | T. Cascudo

La investigadora asturiana impartió una conferencia titulada “¿Qué significa ser científico hoy?”, en la que explicó a los estudiantes cuál es el papel de estos profesionales actualmente y los desafíos a los que se enfrentan. “El científico no es un ser aislado en el laboratorio, un científico solo no tiene cabida, ni sentido. La ciencia es un desafío que tiene que resolver los problemas de la humanidad en su conjunto, ya que los cambios se producen de una forma global y muy acelerada, a veces, inesperada, como ha demostrado la pandemia”, señaló.

Entre los desafíos a los que deben dar respuesta los investigadores del siglo XXI se refirió al futuro del planeta, al envejecimiento, a los nuevos materiales o a seguir avanzando en el conocimiento del cerebro humano.

La científica, que fue presentada por el profesor de la Universidad de Oviedo, Francisco Borge, dijo a los alumnos que son afortunados por disfrutar de proyectos como el Foro y les invitó a no tener miedo a equivocarse en la elección de sus estudios: “Lanzaos a aquella carrera que os guste más, que tiempo para rectificar siempre tenemos”. A los que opten por desarrollar una carrera científica les explicó que es una profesión “reconfortante” y muy vocacional, que permite sentirse útil porque “sirve para mejorar la calidad de vida”. A renglón seguido defendió que no se puede concebir un país sin apoyo científico y tecnológico: “La ciencia tiene que ser uno de los motores para el crecimiento, los países son ricos porque invierten en ciencia”.

“La política del Consejo Superior de Investigaciones Científicas es que todos, hombres y mujeres, somos iguales y aquí lo que cuenta es la capacidad y la valía personal”, defendió la asturiana Rosa Menéndez, que se convirtió a finales de 2017 en la primera mujer que preside este organismo fundado en 1939.

Menéndez afrontó el papel de la mujer en la ciencia, consciente de que esta décimo tercera edición del Foro Comunicación y Escuela tiene un marcado acento feminista bajo el lema “Mujeres que cambian el mundo”. La investigadora quiso dejar claro que las mujeres tienen mucho peso en el organismo que dirige. De hecho, el equipo que nombró para gobernar este “trasatlántico” dedicado a la investigación, está formado por doce mujeres y seis hombres. “Elegí pensando en la valía y estoy feliz”, apuntó. Y dio otro dato más: de los cien proyectos que se están gestando vinculados a la pandemia del covid-19, alrededor del cincuenta por ciento están liderados por mujeres, entre ellas la mediática Margarita del Val.

Al profesor Francisco Borge, ex vicerrector de Extensión Universitaria, le tocó glosar la figura de Menéndez y la ensalzó como una de las mujeres que pasarán a la historia, no solo por las abrumadoras cifras de su currículum, sino por su destacado papel al frente del CSIC. “Rosa siempre ha sido generosa en su investigación y en su colaboración con otro personal investigador, algo fundamental en el mundo interconectado en el que nos movemos. Cada día son más necesarias personas como Rosa, que piensan más en el colectivo y en el bien común, que no en el conocimiento como un bien privativo o como un arma arrojadiza para usar frente a otros”, dijo Borge, quien también reivindicó la igualdad.

La próxima invitada del Foro será la escritora Ana Alcolea, que impartirá el próximo miércoles una conferencia para los alumnos de segundo de la ESO que han leído su libro “La noche más oscura”. La conferencia, que se podrá seguir por el público en general a través de Internet, comenzará a las doce. El programa de abril se cierra el día 26 con otro encuentro con autor, en este caso con la escritora Maite Carranza, que hablará con los alumnos de tercero de la ESO que han leído su libro “Calla, Cándida, Calla”. Esta actividad también está programada para las doce.

Compartir el artículo

stats