Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reivindican, en la Vuelta, el arreglo de la vía entre Navelgas y Aristébano

Los vecinos de la zona desplegaron una pancarta que tuvieron que retirar a los pocos minutos por órdenes de la Guardia Civil

Con una pancarta en la que se podía leer “AS-219 en obras desde 1920”, los vecinos de la zona de Navelgas y Naraval (Tineo), apoyados por pueblos cercanos e incluso del concejo de Valdés, quisieron reivindicar ayer el mal estado de la carretera regional que une Luarca con Pola de Allande, aprovechando que la Vuelta Ciclista Asturias pasaba por ella. Se situaron en el Alto de Aristébano, pero solo pudieron desplegar la pancarta reivindicativa unos minutos, puesto que agentes de la Guardia Civil les exigieron su retirada.

“Nos dijeron que habían recibido órdenes de Oviedo de no permitir reivindicaciones de ningún tipo, nos lo dijeron como si estuviéramos cometiendo un delito”, explica el vecino Manuel Fernández, que era uno de los que estaba tras el cartel de protesta. Asegura que la única intención que tenían era mostrar el descontento vecinal hacia el estado que tiene la carretera y que en ningún momento se hizo nada que pudiese perjudicar el desarrollo de la Vuelta. De hecho, el despliegue de la pancarta lo realizaron fuera de la calzada, en una pequeña elevación vegetal de uno de sus márgenes.

A la indignación por el mal estado de la carretera, cuyas obras de mejora entre Navelgas y Naraval llevan paralizadas desde septiembre de 2020, se sumó ayer el que les impidiesen expresar ese malestar durante el paso de los ciclistas por una vía que consideran que no estaba en condiciones para acoger la prueba deportiva. “Estuvieron dos días parcheándola y limpiándola para la Vuelta, el resto del año para los que vivimos aquí no se hace nada”, expone y recuerda que lo único que piden es “tener una carretera en condiciones”, siendo esta su principal salida hacia la costa y la autovía.

Compartir el artículo

stats