Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado invertirá 9,2 millones en mejorar la red de agua en ocho concejos del Occidente

El proyecto permitirá crear depósitos capaces de almacenar volúmenes suficientes para satisfacer la demanda durante quince días

Por la izquierda, Nieves Roqueñí, César Villabrille y el alcalde Pesoz, José Valledor. Detrás, Wenceslao González, alcalde de Illano; Abel Lastra, de Villanueva de Oscos; y Víctor Lorido, de Santa Eulalia de Oscos.

El Plan Director de Abastecimiento de Agua del Principado, planteado para ser desarrollado hasta 2030, prevé una inversión de 9,2 millones para los concejos de Taramundi, Grandas de Salime, Pesoz, Illano, Boal, Santa Eulalia de Oscos, San Martín de Oscos y Villanueva de Oscos. La suma se dedicará a la mejora de sus captaciones de agua así como a la potabilización.

La viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, se reunió ayer en Taramundi con los alcaldes de los ocho municipios para trasladarles el proyecto y darles cuenta de la distribución de los fondos, que se repartirán de la siguiente forma: 1,1 millones se destinarán a la adecuación de las captaciones, 2,4 millones a la construcción de depósitos de almacenamiento de recursos, 3,8 millones a instalaciones de potabilización y 1,1 millones a depósitos de almacenamiento de agua potabilizada. Además, habrá 800.000 euros para la digitalización de la gestión, así como para el inventariado y estudio de los sistemas de abastecimiento.

Nieves Roqueñí destacó que el objetivo del plan es “reforzar los sistemas municipales para conseguir que haya garantía de suministro durante tiempos más largos que los actuales, para dar calidad al agua de consumo e intentar profesionalizar toda la gestión del suministro”. Asimismo, señaló cuáles son los principales problemas que comparten estos ocho municipios del Noroccidente. “La singularidad que tienen es que cuentan con distintas captaciones, que a veces tienen recursos escasos y en los meses de verano pueden tener problemas de abastecimiento. Además, con el cambio climático, son problemas que pueden ser más recurrentes”, apuntó.

El alcalde anfitrión, César Villabrille, puso el ejemplo de Taramundi para entender la particularidad de estos concejos. “En el municipio tenemos 18 traídas de agua, no solo una, algunas tienen ya años y necesitan reformas para que la calidad del agua sea la mejor posible”, señaló, apuntando que las mejoras hacen falta tanto en las captaciones como en las infraestructuras.

Potabilización

En concreto, las actuaciones que contempla el plan proponen el refuerzo de los principales sistemas de abastecimiento municipales de los ocho concejos mediante la construcción de depósitos de almacenamiento capaces de albergar el volumen necesario para satisfacer las demandas de agua en alta durante más de 15 días. Otra parte importante es la ejecución de instalaciones de potabilización adecuadas a las demandas, así como la construcción de depósitos de almacenamiento de agua potabilizada que, junto con los ya existentes, garanticen una capacidad de regulación superior a las 48 horas.

En cuanto a la digitalización de la red de abastecimiento en alta y captación, se pretende abordar con la instalación de equipos de medida y adquisición remota de datos de los caudales, los volúmenes suministrados y los parámetros de operación, para disminuir las pérdidas de la red y mejorar su eficiencia. En este sentido, la Viceconsejera insistió en que la renovación de las infraestructuras hídricas es necesaria para lograr “rebajar las fugas y pérdidas y cumplir con los exigentes parámetros de calidad para el agua de consumo humano”.

El plan de abastecimiento, que tiene como fin último garantizar el suministro sostenible de agua a toda la población asturiana y a los sectores económicos, prevé una inversión total de 423 millones de euros hasta 2030.

Roqueñí tranquiliza sobre los parques eólicos: “El proceso de evaluación es muy garantista”


La viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, aseguró ayer en Taramundi que la normativa de evaluación ambiental desde la que se está valorando la instalación de nuevos parques eólicos “es muy garantista”. Su departamento es el encargado de llevar a cabo todo el procedimiento de impacto ambiental y de análisis de las alegaciones presentadas a los diferentes proyectos eólicos que han surgido en los últimos tiempos. Y Roqueñí reconoció que algunas de las propuestas “están en zonas de exclusión y no cabrían en el actual modelo territorial y de protección del medio ambiente que tenemos ahora mismo y hay otros que cuentan con un gran rechazo social”. Para su instalación en la comarca Oscos-Eo están en tramitación seis parques eólicos, que se han encontrado con oposición vecinal y de grupos ecologistas, que en las últimas semanas han ido presentando multitud de alegaciones en contra de los nuevos proyectos. La Viceconsejera insistió en que van a “aplicar las mayores garantías respecto a las medidas correctoras y a la permeabilidad que tenga el territorio para alojar esos proyectos eólicos”.

Compartir el artículo

stats