DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tapia plantea a la Universidad de Oviedo que este año haya doble sede para la EBAU

La alcaldesa, Ana Vigón, ofrece asumir los costes de habilitar el espacio del polideportivo para acoger a los alumnos de su concejo y de Vegadeo

La Alcaldesa, junto a un técnico, supervisando el polideportivo en 2020 para la celebración de la EBAU, en una imagen de archivo

La Alcaldesa, junto a un técnico, supervisando el polideportivo en 2020 para la celebración de la EBAU, en una imagen de archivo

El Ayuntamiento de Tapia quiere hacer todo lo posible para retener la prueba de acceso a la universidad (conocida por EBAU) en la capital del concejo y evitar su polémico traslado a Luarca. Es la razón por la que, en las últimas horas, ha presentado una oferta de colaboración a la Universidad de Oviedo para que permita este año, de manera excepcional, una doble sede para el Noroccidente.

El planteamiento tapiego pasa porque se autorice que los estudiantes de Tapia y Vegadeo, a los que más perjudicaría el traslado a Luarca, puedan seguir examinándose en Tapia, mientras que los de los institutos de Navia y Luarca podrían hacer lo propio en Luarca. Dado que el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, justificó parte de la decisión del traslado en motivos presupuestarios, la alcaldesa tapiega, Ana Vigón, se ha comprometido a que el Ayuntamiento asuma los costes de habilitar el polideportivo para los exámenes. Es decir, que el Consistorio costearía desde la colocación de la moqueta en el suelo del polideportivo –la moqueta se compró el año pasado, pero permanece en Tapia– hasta el traslado del mobiliario desde el instituto, pasando por la dotación de elementos para la higiene y desinfección.

Villaverde prometió el pasado domingo, en un acto en Luarca, que el curso que viene la EBAU volvería a la sede tapiega donde se celebra desde el curso 1985/1986. En sus manifestaciones de esa jornada explicó que este año la Universidad no contaba con el mismo presupuesto del curso pasado para la EBAU, por lo que se vieron obligados a regresar a sedes educativas y universitarias.

También expuso que la sede tapiega había sido una de las más caras. No en vano, hubo que costear la citada moqueta para cubrir el sensible suelo del polideportivo tapiego y también a una empresa externa para trasladar el mobiliario, entre otros gastos. Sin embargo, la decisión de la Universidad sentó muy mal en los nueve concejos adscritos a los institutos de Tapia y Vegadeo, especialmente porque no hubo ninguna comunicación previa y los afectados se enteraron de las novedades por la prensa. Los nueve concejos más perjudicados consideran que la sede de Tapia es la más justa por su equidistancia para todos los alumnos llamados a la prueba.

Tal fue el cabreo entre los afectados que los estudiantes de los institutos de Tapia y Vegadeo decidieron movilizarse y convocar una manifestación para el próximo 22 de mayo en Tapia. El rector se disculpó y les pidió la suspensión de la concentración, toda vez que expresó su compromiso de regresar el próximo curso a Tapia.

Sin embargo, los jóvenes han decidido seguir adelante para hacer valer su opinión y reclamar que se les tenga en cuenta. Además, no comprenden las razones esgrimidas por la Universidad de Oviedo, ya que en primera instancia alegó motivos relacionados con la crisis sanitaria y después justificó el traslado en razones “logísticas” y de índole presupuestaria.

Compartir el artículo

stats