Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gondán plantea ampliar el astillero de Figueras para producir más barcos en menos tiempo

El plan de crecimiento de la empresa va ligado al aumento de la plantilla: un centenar de puestos de trabajo en un plazo de tres años

Vista general de Astilleros Gondán en Figueras

Vista general de Astilleros Gondán en Figueras Tania Cascudo

La empresa Astilleros Gondán acaba de poner en marcha la tramitación de uno de sus planes de expansión más ambiciosos: la remodelación de su sede central e histórica de Figueras para poder aumentar su capacidad de producción y reducir los plazos de entrega de los buques que construye. En esencia, su planteamiento pasa por la recalificación y vaciado de una parcela anexa a sus instalaciones, lo que permitiría la ampliación de su plataforma de trabajo a orillas de la ría del Eo. Su proyecto no está exento de dificultad, ya que requiere modificar el Plan General de Ordenación (PGO) del municipio de Castropol.

El proyecto requiere cambiar el planeamiento de Castropol para poder agrandar la plataforma base

decoration

“La ampliación y renovación de las infraestructuras del astillero es un proceso vital e imprescindible para el futuro a corto plazo de Gondán y, un fracaso en el plan de remodelación en las instalaciones de Figueras, podría desencadenar la necesidad de una deslocalización de la empresa a un entorno que permita dicha expansión”, advierte el astillero en la memoria justificativa del proyecto de modificación del PGO, que ayer se publicó en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA). Este cambio debe someterse primero a una evaluación ambiental estratégica simplificada, que sale a información pública durante veinte días.

Gondán argumenta que la capacidad actual del astillero no le permite “responder de manera adecuada” a las demandas del mercado de trabajo, lo que conlleva una “evidente pérdida de peso en el sector”. Esta ampliación “crucial” y que defiende como un proyecto adaptado y respetuoso con el territorio, le permitirá aumentar la plantilla: prevé un aumento del 50%, es decir, unos cien trabajadores más en tres años.

La propuesta de Gondán, que afecta a una superficie de 44.622 metros cuadrados de suelo urbano, tiene varios objetivos. Por un lado busca la creación de una regulación específica para la industria naval del concejo. No en vano, el terreno dedicado al astillero se regula actualmente con la ordenanza de Infraestructura Portuaria (IP) que está preparada para terrenos portuarios y no para los usos de un astillero. En este sentido, Gondán plantea crear una nueva ordenanza denominada Industria Naval (IN), que resuelva “los obstáculos” con los que se encuentra actualmente para el desarrollo de la actividad naval y que obliga a declarar cualquier obra como “edificio singular”. Esta ordenanza, entre otras consideraciones, admitiría la tipología de nave industrial imprescindible para el desempeño de la actividad naval, aumentaría la altura máxima de las edificaciones, aunque no la superficie edificable máxima, y también autorizaría el uso de cubiertas planas. Además, define “una regulación específica de los movimientos de tierras” que posibilitaría el vaciado de la finca anexa al astillero para ampliar la plataforma inferior de Gondán.

De manera paralela a la ordenanza de Industria Naval, Gondán plantea una segunda denominada Dotacional Privada (DPR) que le permite implantar “usos subsidiarios de la actividad naval al otro lado del camino del Cotarelo”, que discurre por encima de sus instalaciones. El caso es que Gondán dispone en esta zona (en un vial transversal que conecta el camino del Cotarelo con el barrio de Granda) de una finca que, aunque en el corto plazo usará como aparcamiento privado, quiere preparar para otros usos como disponer de un área de comedor, cafetería o incluso alojamiento temporal al servicio de los trabajadores itinerantes o los clientes. Se plantea para ese enclave una “pequeña edificabilidad” que, añade el astillero, no “introduce distorsiones funcionales o estéticas relevantes en el área en que se ubica”.

Mejorar el paisaje urbano y sacar el transporte pesado del casco urbano, objetivos citados en el documento

decoration

El segundo objetivo de la modificación es la recalificación de una finca, actualmente de pradera, pegada a las instalaciones del astillero. En el actual PGO está destinada a uso residencial unifamiliar y en ella se proyectan diez viviendas, cuya construcción desaconseja Gondán por estar demasiado cerca de sus instalaciones. Su proyecto pasa por reconvertir la finca en suelo de uso productivo. Dado el desnivel de esta zona de Figueras, Gondán plantea el vaciado del terreno para lograr ganar superficie al nivel de la ría. De este modo, subraya Gondán, se consigue que las nuevas naves que se puedan construir en la plataforma inferior tengan mucho menos impacto que si estuviesen a la altura del camino del Cotarelo, garantizando así “las vistas a la ría desde esta vía y las edificaciones del entorno”. Considera Gondán, convencido de que su planteamiento mejorará el paisaje urbano de la ría del Eo, que se logra así “una importante mejora paisajística” de la zona.

A ojos del astillero este proyecto incluye otra mejora y es la posibilidad de que los vehículos pesados del astillero accedan a la instalación por el camino del Cotarelo, “eliminando el tránsito por el centro urbano” como ocurre ahora.

Compartir el artículo

stats