Los médicos del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) Carmen Pascual y José Antonio Gonzalo animaron ayer a los estudiantes de tercero y cuarto de la ESO del instituto Elisa y Luis Villamil, de Vegadeo, a formarse y a perder el miedo a realizar una reanimación cardiopulmonar, conocida por sus siglas RCP, porque es un esfuerzo que “salva vidas”. Y, añadieron, ante la duda, es siempre mejor intervenir: “Ante la mínima duda, empieza a hacer la reanimación, luego ya vendrá la ayuda especializada”.

Ambos profesionales protagonizaron ayer la ponencia online “Resucitación en tiempos de pandemia” incluida en la programación del Foro Comunicación y Escuela y se esforzaron por trasladar a los estudiantes la importancia de unas maniobras básicas que, consideran, deberían ser de enseñanza obligatoria en los centros educativos. “Si queremos que la RCP funcione, tenemos que sacarla del ámbito sanitario porque no somos suficientes para proteger la salud de cualquiera allí donde se encuentre. El ciudadano de a pie sí puede y, si conseguimos educarlo y concienciarlo de que tiene que saber hacerlo, esto funcionaría mejor, las recuperaciones serían mejores y mejorarían las estadísticas de forma escandalosamente buena”, expresó Gonzalo, que dio unas nociones básicas de RCP a los estudiantes y les animó a mantener la calma ante una situación de emergencia.