Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un poni con mucho cuento en Castropol

El Instituto veigueño edita el libro “Las aventuras de Nube”, con veinte relatos escritos por estudiantes e inspirados en un caballo de Castropol

Los estudiantes que participan en el libro, con el poni “Nube” en Iramola. | Reproducción de T. C.

“Nube” pasta estos días en Iramola, un pequeño pueblo de Castropol, ajeno al revuelo que está causando. Y es que este poni se ha convertido en protagonista de un libro de relatos escrito por veinte estudiantes, de entre 13 y 14 años de edad, del Instituto de Secundaria (IES) Elisa y Luis Villamil de Vegadeo. “Estamos muy emocionados, porque es una experiencia única”, señala Lucía Álvarez, una de las autoras de un trabajo que se presenta mañana.

Cuenta el profesor Luis Felipe Fernández que esta iniciativa marcará “un hito” en la historia del Foro Comunicación y Escuela. “Hemos hecho proyectos muy innovadores, pero la publicación de un libro de verdad escrito por niños de 13 y 14 años, con los que hemos trabajado en serio el proceso de creación literaria hasta producir su propia obra, es algo poco habitual. Basta ver la emoción con la que los estudiantes lo están viviendo y eso que aún no han visto el libro”, indicó. La publicación, financiada por la Fundación EDP y el Banco Sabadell, contó con el cronista oficial de Vegadeo, Luis Casteleiro, como coordinador de la edición. La docente Lulas Somoza se ha encargado de las ilustraciones. El prólogo corre a cargo de la escritora Ana Alcolea.

En los trece años que lleva el Foro operativo han pasado por el instituto veigueño más de cien autores, pero al proyecto educativo le faltaba dar un paso más y plantear un proyecto literario propio. Cuando el poni “Nube” llegó a Iramola, donde reside el coordinador del Foro, éste empezó a pensar en el animal como el protagonista de un relato. Al final, decidió plantearlo a sus alumnos de Segundo de la ESO como una actividad de clase. Y así fue. Los sesenta chavales empezaron a hacer los trabajos sin saber que un jurado se iba a encargar de seleccionar los veinte mejores relatos y que acabarían publicados.

Lucía Álvarez muestra un enorme agradecimiento al Foro y a su profesor, Luis Felipe Fernández, por la “oportunidad” que están teniendo. Con ella coincide la veigueña Marta Méndez, de 14 años, encantada no solo de publicar su primer relato, sino de poder mostrar el “potencial que tiene el mundo rural”. Entre los autores está también Mateo Suárez, el dueño de “Nube”, que no oculta la “ilusión” de vivir este proyecto. El poni fue un regalo de su abuelo a su padre durante el confinamiento.

Compartir el artículo

stats