Tapia usará los fondos europeos para la mejora de la fachada marítima de la villa

El plan turístico, dotado con 1,6 millones, incluye también actuaciones en las playas y un proyecto de realidad virtual sobre la historia local

Dos turistas, el pasado verano, por el paseo que une el puerto con las playas y que será mejorado. | T. Cascudo

Dos turistas, el pasado verano, por el paseo que une el puerto con las playas y que será mejorado. | T. Cascudo / T. Cascudo

T. Cascudo

Tapia afronta el año 2022 con la ilusión de dar un vuelco a la imagen turística del municipio gracias al plan de sostenibilidad “La mar de rural”, aprobado a principios de diciembre con un presupuesto de 1.642.500 euros y una vigencia de tres años (2022-2024). El gobierno local está pendiente de la firma del convenio con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para poner en marcha con fondos Next Generation de la UE este proyecto, cuyo primer paso será la contratación del gerente y el equipo de gestión encargado de llevar a buen puerto las veintidós iniciativas que recoge el ambicioso documento.

La alcaldesa de Tapia, Ana Vigón, destaca la envergadura de esta iniciativa. “Aquí nunca hubo un plan turístico, se fueron haciendo actuaciones puntuales, pero ahora tendremos una hoja de ruta a tres años que nos permitirá fortalecer el potencial de nuestro concejo y aprovechar el auge de un destino rural costero asociado al Camino de Santiago”, precisa la regidora. Y es que, el montante que recibe Tapia se incluye en una partida global de 13,8 millones que llegará a Asturias desde Europa con el objetivo general de mejorar el entorno de las rutas xacobeas. “Es un plan muy amplio y con mucha dotación económica. La gente aún no es consciente de lo que supondrá para el concejo”, dice Vigón, quien indica que, de manera paralela, trabaja con un proyecto de Tapia como “destino turístico inteligente” que les permitirá estrenar nueva marca y una aplicación móvil.

Ana Vigón, en su despacho. | T. C.

Ana Vigón, en su despacho. | T. C. / T. Cascudo

El proyecto incluye cuatro grandes ejes de trabajo: transformación verde y sostenible (185.000 euros), mejora de la eficiencia energética (240.000), transición digital (180.000) y mejora de la competitividad (1.037.500). Dentro de este último eje se incluyen los 225.000 euros reservados para personal en tres años, pero también las obras más ambiciosas como la mejora de la fachada y el paseo marítimo de Tapia, lo que permitirá sacar adelante la renovación de la senda peatonal que comunica el puerto con las playas de la villa. Precisamente, las playas de todo el concejo serán objeto de importantes mejoras en sus accesos y equipamientos. En este sentido, en la playa del Anguileiro, la principal de la villa, está previsto un nuevo edificio de servicios que estará soterrado y servirá de mirador. En materia de digitalización hay iniciativas singulares como un proyecto de realidad virtual para conocer la historia del puerto de la villa.

El plan prestará especial atención al Camino de Santiago y a la senda costera que recorre toda la franja marítima el concejo y que se reconvertirá en sendero ecoturista. También se renovará el albergue municipal de la villa. Además, se pondrá en valor Tapia como destino de surf y cicloturista, por lo que se estudiará implantar una señalización turística específica ligada a la historia del surf y se valorará la posibilidad de construir un carril bici o una senda ciclista. Sin olvidar, añade Vigón, la importancia de recursos como el kartódromo o el campo de golf.

Bocamina en Penas Caldeiras, en La Veguina. | P. F.

Bocamina en Penas Caldeiras, en La Veguina. | P. F. / T. Cascudo

Con el convencimiento de que el concejo es “mucho más que playas y surf”, el gobierno local apostará por dar a conocer la zona rural del municipio, “más desconocida”. Se recuperarán rutas y se acondicionarán áreas recreativas, caso de las de Casariego o Porcía. También está previsto crear un área fluvial en La Veguina y diseñar una ruta por los once castros (seis costeros y cinco de interior) catalogados en el municipio, así como la puesta en valor del patrimonio ligado a la minería del oro y del hierro en enclaves como los lagos de Silva, la mina de Penas Caldeiras, en La Veguina, y el cargadero marítimo de Porcía.

Suscríbete para seguir leyendo