Castropol excavará el fuerte de Arroxo para conocer más su historia

Los trabajos en la construcción de Figueras corren a cargo de un grupo de investigación de la Universidad de Granada

El equipo en los primeros trabajos realizados este martes.

El equipo en los primeros trabajos realizados este martes. / R. T. C.

T. Cascudo

El Ayuntamiento de Castropol y la Consejería de Cultura acaban de poner en marcha una intervención arqueológica que pretende resolver dudas y ampliar el conocimiento sobre la fortificación de Arroxo, en Figueras. El enclave, considerado el resto de arquitectura militar más antiguo que se conserva en la localidad, será investigado por un grupo de expertos de la Universidad de Granada.

El equipo interdisciplinar comenzó ayer el trabajo con el balizamiento y limpieza de la zona, ubicada a orillas de la ría del Eo y, en las próximas dos semanas plantearán diferentes sondeos con el objetivo "de sacar a la luz estructuras y materiales que ofrezcan nuevos datos sobre la historia de este enclave". No en vano, sobre el también conocido como Castelo d’Arroxo o Fortificación de Corveira hay "escasas referencias, tanto bibliográficas como documentales, por lo que los datos de esta investigación resultarán fundamentales. Se considera muy posible que en 1806 Arroxo adquiriera cierto protagonismo en los sucesos ocurridos con motivo de la Guerra de la Independencia, cuando, en conexión con Ribadeo, se creó una línea defensiva de la ría del Eo.

El gobierno local también quiere desarrollar un programa didáctico para divulgar los hallazgos y novedades que resulten de esta investigación, en la que colabora la Universidad de Oviedo, la UNED y la empresa Cado Arqueoloxía.