Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Morán

El cormorán

Javier Morán

Meterse a urbanistas

De la que se libra el Colegio de Arquitectos al rechazarle Foro como encuestador

Pues no, el Ayuntamiento no encargará al Colegio de Arquitectos la encuesta sobre el urbanismo gijonés. Al parecer, se ha producido una discrepancia, ya que la entidad colegial pretendía realizar una consulta a los tres partidos de la oposición municipal (PSOE, PP e IU), antes de aceptar el encargo del área de Urbanismo. Ante esas pretensiones, Foro les ha dicho que adiós, que ya se encargarán de todo los servicios municipales.

En suma, que estas idas y venidas del gobierno municipal nos dan mala espina. El Colegio de Arquitectos recibía el encargo de elaborar el cuestionario dirigido a los gijoneses, para después elaborar con esas respuestas el "diagnóstico participado", un documento previo a la redacción del futuro Plan General de Ordenación (PGO). Pero antes de asumir esas tareas, la entidad de los arquitectos quiso pulsar la opinión de los grupos municipales, lo cual ha provocado que Foro retire su propuesta.

La verdad es que de buena carga se ha librado el Colegio, ya que la consulta ciudadana pretende emular la realizada por el Ayuntamiento de Bilbao, pero con la diferencia de que allí se dieron el plazo de dos años y aquí la municipalidad espera realizar el trámite en dos o tres meses. De esto último se deduce que el área de Urbanismo tendrá que elegir un procedimiento sencillito para que no se le atasquen las respuestas al cuestionario y la elaboración del diagnóstico. Y, aunque no dudamos de la capacidad de los funcionarios municipales, sí parece más apropiado que estas cosas se encarguen a especialistas en demoscopia en conjunción con urbanistas y otras tribus (ésa hubiera sido la función del Colegio de Arquitectos). Recuérdese, si no, la gran gloria que alcanzó el edil Pedro Sanjurjo cuando se metió a urbanista y su nombre encabezó el equipo redactor del último PGO, anulado por los tribunales. Además, a la hora de elaborar las respuestas al cuestionario, si la tarea cae durante su tramo final en manos políticas, siempre asomará aquello que decía Churchill: "Sólo creo en las encuestas que yo mismo he manipulado".

Compartir el artículo

stats