Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco García

Billete de vuelta

Francisco García

Agua en el Planeta Rojo

Los científicos descubren agua en Marte, en su Polo Sur, y los terrícolas aguardamos esta noche, embelesados, el eclipse de Luna más largo del siglo. Mientras, los satélites del universo político local, envueltos en nebulosas, continúan a la luna de Valencia. Es decir, ensimismados en la contemplación de su ombligo.

¡Otra vez agua en Marte! Parece una sierpe de verano, como la víbora de Tremañes o la culebra de El Natahoyo. Mas se antoja asunto cierto, si el aval del hallazgo es la revista "Science", la Biblia de los sabelotodo y los cerebritos. Existe, hay evidencias, una gran masa de agua líquida en el subsuelo del hemisferio austral marciano. Sorprende que el líquido en cuestión no se haya congelado, en un planeta donde asoma menos el Sol que este verano en Asturias.

El ministro de Ciencia, Pedro Duque, un astronauta en un gabinete de altos vuelos -los de su Presidente en avión oficial para acudir a festivales-, ha asegurado que se trata de "un gran día". O sea, que lo del agua de Marte no es jarro de agua fría. Es buena cosa disponer de un cosmonauta en el Gobierno: siempre resulta provechoso rodearse de un especialista en la detección de vida inteligente. No ocurre así en el mundo del deporte, donde porteros de fútbol en decadencia dudan de que el hombre pisara la Luna y baloncestistas musculoso niegan la redondez de la Tierra. O sea, que el planeta es plano, como algunos encefalogramas.

En el Observatorio del Monte Deva, decenas de gijoneses van a admirar esta noche, a cielo descampado, la Luna tapada y un Marte más cercano a la Tierra que en los últimos 15 años. Si no estuviera tan lejos, qué buen sitio, el Planeta Rojo, para que la izquierda gijonesa se entendiera. Y con agua bajo cero, para los gin-tonic.

Compartir el artículo

stats