Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco García

Billete de vuelta

Francisco García

Marejada popular

Apenas ha hecho amago de coger la bicicleta y a Alberto López Asenjo ya han empezado a meterle palos en las ruedas, para que se estrelle o se estampe. La decisión de incluir en su sanedrín de notables previo a la lista electoral al presidente de la Unión de Comerciantes,

La excusa para el rapapolvo con luz y taquígrafos es la complicada posición de Heredia en relación con la renta social del Ayuntamiento, pues preside una patronal que la defiende a capa y espada y se pasa a un partido político que la detesta. ¿A qué carta quedarse? Seguramente tendrá que dejar su cargo en la Unión de Comerciantes. O rechazar la invitación a ir en la lista.

La vocación cainita del PP gijonés es proverbial y arde en una tea en cuanto que salta la mínima chispa. Si a González no le agrada la chaqueta de Heredia no debería haberle hecho un traje de puertas afuera, que el paño con manchas es mejor limpiarlo en casa que pasearlo de camino a la tintorería.

No es buena señal para el candidato a alcalde ver el barco sometido a zozobra al primer ventarrón, cuando aún no le dio tiempo ni a ubicarse en el puente de mando. La pregunta es: ¿dispone de algún apoyo el cabeza de cartel del PP dentro de su partido a nivel local, entre los que vienen de Tiro y los que van a Troya, o está más solo que la una cuando aún no han dado ni las menos cuarto?

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats