DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Tampoco habría “Oscar” sin nosotros, coño

La película “Mank” reunía ayer el mayor número (10) de nominaciones a los “Oscar”. Es sin duda un buen filme que se recrea en claves para entendidos de cine, pone el foco en la película más señera de su historia (“Citizen Kane”) y hurga en las tripas políticas y económicas de aquel cine, dando la vuelta de tuerca más apretada hasta ahora del cine-sobre-el-cine. Aunque hoy en día “Citizen Kane” aburre a mucha gente y “Mank” pueda aburrir a muchísima, gusta en el centro del imperio recordar que lo es y que Hollywood es su conciencia. William Randolph Hearst (el supuesto Citizen Kane) logró provocar una guerra (la “Guerra de Cuba”) que daría la puntilla a España como imperio y haría nacer la vocación imperial de USA. Así que de ahí venimos todos, ellos, nosotros, Hollywood, “Citizen Kane” y “Mank”, aunque esta vuelta añadida de tuerca sea un cameo oportunista, de pueblo y fuera de foco.

Compartir el artículo

stats