DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Ardura

Mejor negociar antes que enredar

Lección a aprender para una cogobernanza real y sin postureos

Resulta que el Ministerio de Sanidad decide dar marcha atrás en el endurecimiento de restricciones que había consensuado, pero solo con los gobiernos autonómicos amigos. Esta vez no se trataba de la presidenta madrileña Ayuso, sola y ariete contra el Gobierno de Pedro Sánchez, sino que ejecutivos poco sospechosos de hacerle el caldo gordo al PP, como los de Cataluña y el País Vasco, también se desmarcaron de unas medidas sobre las que hubo poco o ningún diálogo.

Todavía estaba en caliente la suspensión cautelar de las restricciones de la Audiencia Nacional cuando Sanidad empezó a comunicar a sus consejeros autonómicos más próximos la existencia de otro documento, que elimina las restricciones a la hostelería y permite la apertura del ocio nocturno tanto en zonas de incidencia baja como media. En medio de este enredo, los de siempre, un sector reo de la incertidumbre de si tiene que desandar todo lo contratado en plantillas y mercancía. Un vaivén que, por cierto, se traduce en botellones masivos y quedadas nocturnas que abonan el terreno al repunte de contagios. Para este viaje, con mareo al personal incluido, no hacían falta las alforjas que exhibió Carolina Darias cuando envió un mensaje con visos de amenaza a las autonomías disconformes. Mejor haber dialogado antes y buscado ese consenso o cogobernanza, de los que se posturea mucho más de lo que se practican y que ahora se vende como plan b de urgencia. No están los tiempos para vías unilaterales ni para judicializar los enredos de nuestros gobernantes.

Compartir el artículo

stats