Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

¿Funerales? No es eso, no es eso

Aunque sea de mal gusto hablar de los funerales de los vivos, es el propio Rey Emérito el que ha hablado del suyo, en la entrevista de un libro publicado. Dice haberse conmovido con el de Felipe de Edimburgo, y añade: ahora debo pensar en el mío. Bueno, en su momento será seguro un gran entierro, que probablemente desbordará a los organizadores, pero hablar de ello ahora solo servirá para enternecer más a muchos corazones tiernos. Hoy, caramba, la cuestión no es esa, es otra. La propia dignidad de España como Estado regido por el imperio de la ley hace necesario aclarar una historia que está cualquier cosa menos clara, la del origen, la causa y la tributación de unos enormes ingresos del actual Rey Emérito (lo que haya hecho luego con ellos importa menos). Cualquier intento de echar tierra de un modo u otro sobre este asunto ni es honorable ni servirá para enterrarlo.

Compartir el artículo

stats