Opinión | Parando en Villalpando

La cuesta de la vida

Típico bloqueo del mes de enero

Parando en Villalpando: la cuesta de la vida

Parando en Villalpando: la cuesta de la vida / Mortiner

–¿Qué tien de menú, ho?

–Tenemos trés primeros y trés segundos pa escoyer.

–¡Mierda!

–¿Perdón?

–En trés segundos nun me da tiempu a decidime.

–¿Eh?

-Toi confusu, tamos a primeros d’añu y…

–¿Qué, ho?

–Acabo d’estrenar la mi hoja de ruta personal.

–¿Que qué, ho?

–Nuevos propósitos, lo que voi comer, cómo voi pensar, talentos que quiero desenvolver, iniciatives que voi consolidar…

–Sopa, cocíu de garbanzos o paella.

–¿Pa… pa cuándo?

–Y chuleta, merluza o pitu, de segundu.

–Nun sé. Y si quedo con fame…

–Puede repitir.

-Nun sé. Y si quedo con fame…

–¿Usté qué quier, quedase conmigo?

–Nun sé, toi duldando. Tampoco nos conocemos tanto.

–¿Pero qué coyones-y pasa? ¿Qué ye lo qu’usté quier?

–Endelgazar, faer deporte, aprender dalgún idioma, lleer más, dexar de fumar…

–¿Qué, ho?

–Un cambéu significativu del mio estilu de vida.

–Mire, la carne tien bona pinta y…

–Ye finita.

–¿La chuleta?

–Non, la vida, puede terminar en cualesquier momentu, hai que saber escoyer.

–¡Pos decídase d’una puñetera vez! ¡Que tengo más meses qu’atender!

–Llevo dende’l primeru d’añu cavilgando.

–¿Eh?

–Dexóme la mio muyer, una selmana fui vegano, otra belenista, unos díes non binariu…

–¡Buo! ¡Ta usté como les maraques de Machín!

–Acábase’l primer mes del añu y agora toi recalculando…

–¿El qué, ho?

–Los mios oxetivos, cómo enllenar esta fueya en blancu…

Parando en Villalpando: la cuesta de la vida

Parando en Villalpando: la cuesta de la vida / Mortiner

–¿Quier la carta?

–Yá la escribí, téngola en casa.

–¿Cómo ye, ho?

–Escribime a mi mesmu pa reconciliame un pocu col mio mundu emocional.

–¡Wooo, chaval!

–¿Qué ye?

-Ta usté más despistáu que Spiderman nun descampao.

–Selo yo. El típicu bloquéu de xineru.

–¿Entós qué? ¿Sopa, cocíu o paella?

–¡Qué sé yo! Tengo que ver la mio fueya de ruta, la mio brúxula interior.

–Una hostia a tiempu…

–¿Qué, ho?

–¡O se desbloquia usté o lu desbloquio yo!

–¡Oi! ¿El pitu vien solu?

–Non, mamón, yá te lu traigo yo.