Opinión

Ministro y diputado chanchullan en asturiano

Un diálogo recuperado del diario "El espectador" de Madrid de 1845

Ministro y diputado chanchullan en asturiano

Ministro y diputado chanchullan en asturiano

"El espectador" (1841-1848), un periódico madrileño a la izquierda del Partido Moderado de Narváez, en el Gobierno en ese momento, publica a lo largo de tres semanas un extenso poema crítico –desconocido hasta hoy, al menos por nosotros– en que un ministro del Gobierno, Besugu Traga-treses, invita a un brillante parlamentario, Loritu Tricolor, a sumarse al poder. La primera entrega, titulada "La cita", es del 26 de mayo de 1845, lunes. Besugu invita a Loritu a pasar por su casa el domingo:

–Mucho me fuelgo de vete / tan guapu, Pepín queridu, / q’en verdá yá me teníes / cuidatible y pensativu / sin saber qué diablos yera / causa d’andar escondíu / desapués que nel Congresu / andes faltu de sentíu. / –¿Qué quier? La mio independencia… / –¡Oh! –Siempre… –¡Eres un benditu! / Pásate pe la mio casa; / entama d’ir el domingu / q’allí t’estaré esperando / fasta q’haya nochecíu.

Ambos personajes se despiden y, mientras lo ve marchar, Besugu piensa:

–Voluble ye’l rapazucu; / voluble ye com’el mesmu / compralu ye cosa fácil, / q’anda baratu hoy el xéneru.

Por su parte, Loritu sabe muy bien de qué se trata y, después de alabarse como del más brillante de los oradores del Congreso, se dice:

–Quieren comprame... ye claro, / faréme el paraxismeru, / que diz q’el más esquiváu / saca por fin más provechu. / Venderéme… ¡mal pecáu!, / lo que yo quiero ye empléu; / si me lu dan, bien seguros / están del mio acatamientu. / Fúndiase entoncies la‘Spaña / y fúndiase el mundo enteru, / q’en teniendo yo pataques / todu lo demás ye cuentu.

Ha desaparecido la segunda entrega, la del 2 de junio, en que se debía de narrar la conversación entre ambos personajes. El día 9, con el título de "Conclusión" (de la segunda entrega, que se titularía "La entrevista"), sale la tercera. Aparece otro personaje, Antonio de los Pumares, que seguramente ya estaba en el texto desaparecido. Este echa en cara a Besugu su proceder:

–Mas non l’eches d’inocente, / que ye insolencia marcable, / cuando do quier que se mire / sea en puiblu, ciudad o valle, / s’afayen muestres de sobra / das vosas iñiquidades. / –Xuro… / –Non xures, Besugu, / que ye el xurar falta grave, / y más si en falso se xura / como tu agora xurabes. / Yo bien sé que nalgún tiempu / non fixeras lo q’hoy faces; / pero cámbiense los hombres / cual cambien los temporales.

Besugu echa la culpa de su conducta a Espadón (Narváez) y al pavor que tienen a su persona, a lo que Pumares replica:

–Pues en isti casu / ¿por qué el puesto non dexades, / si el gobernar pa vosotros / ye griegu y no habéis corades / pa resistir influencies, / siempre a los puiblus fatales? / –Eso, Antón… / –Non puede ser: / lo veo: más apreciades / les poltrones q’el honor. / ¡Xente sós bien miserable! / Non digas haber ñacido / d’Asturies é nes montañes, / que xuro q’hasta les piedres / habín, d’oílo, enoxase.

Y, después, al ver llegar a Loritu a casa de Besugu, ya sabe que es también un vendido y le dice:

–¿Qué busques aquí, Loritu? / ¿Qué trás tu por estes cases? / Pero yo estó atochecidu / al ferte preguntes tales, / cuandio sé por esperiencia, / sin que pueda contrastase, / q’aquel q’se allega al sol tien ganes de calentase. / Y yo bien sé, Tricolor, / anque tu muncho lo calles, / que si bien é nun principiu / n’oposición t’asentaste, / te puxeron los mandones / más nidiu q’unes cuayades / nombrándote secretariu, / con un sueldu sorbitante.

Parte Antonio de Pumares y quedan solos Besugu y Loritu. Esto es lo que se dicen:

–Dexa que chillen, Loritu, / Loritu, dexa que rabien, / y fagamos el agostu, / y amontonemos pataques, / q’el día de la tormenta / cad’un verá de escapase / por donde puida. / –Bien dicho: / sí; que chillen y que rabien, / y fúndiase el mundu enteru / en tal q’háyamos medalles.

El personaje real que se emboza bajo el nomatu de Besugu Traga-treses es, sin duda, Alejandro Mon, ministro de Hacienda en el Gobierno de Narváez; Loritu Tricolor es muy verosímilmente el diputado José Posada Herrera, que fue miembro del Partido Progresista y pasó después al de Narváez. El escritor del texto, situado en la oposición y a la izquierda del moderantismo, es, sin duda, un asturiano. Que pudiese ser Baldomero Menéndez Pintado es una aventuradísima hipótesis.

Dos notas finales: tanto el descubrimiento del texto como las hipótesis sobre personajes y autor se deben a Lluis Ánxel Núñez, quien está realizando un magnífico trabajo de recuperación y descubrimiento de textos en asturiano y sobre nuestra lengua, los cuales publica en https://cosescelebres.blogspot.com/, que los invito a visitar.

Firmado por ambos, aparecerá próximamente, en marzo, el texto completo y un estudio sobre el mismo en el número 130 de "Lletres asturianes", la revista de la Academia de la Llingua Asturiana.