23 de abril de 2008
23.04.2008
40 Años
40 Años

El Principado planea eliminar tres lobos y todos los perros silvestres de los Picos

Las cacerías se realizarán de acuerdo con una resolución de Medio Ambiente impugnada por un grupo conservacionista en el Tribunal Superior de Asturias

23.04.2008 | 02:00
Un lobo subadulto, en Redimuña, en el parque nacional de los Picos de Europa.

El Gobierno del Principado se propone eliminar tres lobos y todos los perros silvestres que deambulan por la zona asturiana del parque nacional de los Picos de Europa. Lo hará en sintonía con Parques Nacionales, organismo que ha iniciado por su cuenta la persecución de un ejemplar de lobo, un adulto solitario, en Cabrales. Las cacerías de los Picos se realizarán de acuerdo con una resolución de la Consejería de Medio Ambiente aprobada en 2006 y que ha sido impugnada en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) por la Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente ULEX.

Cangas de Onís,

Ramón DÍAZ


El Gobierno del Principado se propone eliminar este año tres lobos y todos los perros silvestres de la zona asturiana de los Picos de Europa. La orden ya ha sido emitida por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Las cacerías comenzarán en los próximos días y serán ejecutadas por las guarderías del Principado y de Parques Nacionales. La eliminación de ejemplares de lobo se desarrollará de acuerdo con una resolución dictada por Medio Ambiente el 17 de julio de 2006, que ha sido impugnada en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) por la Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente ULEX, con sede en Cangas de Onís y presidida por el ex guarda el parque nacional de los Picos de Europa Alfredo Menéndez.


La resolución en la que se basarán las cacerías de lobos en los Picos incluye un protocolo de actuaciones que establece diversos métodos de captura. El denominado como «método básico» es el de aguardos y recechos. Además se permite la captura en vivo de los animales, mediante la instalación de artilugios que no provoquen la muerte del animal por efecto directo: cercas, jaulas, trampas u otros medios selectivos. También permite este protocolo la retirada de camadas de las madrigueras y cubiles, en época de cría, «cuando puedan ser aprehendidas con la mano». Finalmente, el protocolo admite un «método especial»: la batida, que sólo se podrá emplear «cuando los demás métodos o procedimientos resulten prácticamente ineficaces».


Este protocolo de actuaciones ha sido impugnado en la Sala de lo Contencioso del TSJA por ULEX, al considerar que contraviene el plan de gestión del lobo, un documento en el que únicamente se admiten como métodos de captura los aguardos y, excepcionalmente, la retirada de camadas. E incluso establece que los aguardos sólo podrán realizarse en determinadas épocas del año. El plan del lobo no contempla ni los recechos, ni la captura en vivo, ni la batida. El proceso judicial contra las cacerías de lobos en los Picos de Europa, iniciado hace un año, se encuentra en la actualidad en fase de prueba. La decisión del Principado de abatir tres lobos en los Picos de Europa, según algunos grupos ecologistas, choca frontalmente con la decisión de Parques Nacionales de eliminar un solo lobo, en la zona de Cabrales. Esta aparente «contradicción» muestra, según los conservacionistas, que las cacerías de lobos en los Picos se realizan «sin criterio real, poblacional o de daños», y se basan únicamente en «una presunta alarma social».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook