29 de julio de 2014
29.07.2014

La Peruyal llena Arriondas de diversión

Las celebraciones de El Bollu reunieron una treintena de carrozas y hoy, día de "El Bollín", se organiza una fiesta infantil en el parque de La Llera

29.07.2014 | 02:05
Una de las carrozas participantes en el desfile de La Peruyal, el domingo, en Arriondas.

Arriondas lleva cinco días envuelta en las fiestas de El Bollu, organizadas por la Sociedad La Peruyal, y a los parragueses aún les queda pila para cerrar hoy unas celebraciones marcadas por el sol y la afluencia de público.

Esta tarde, a partir de las 16.30 horas, habrá fiesta infantil en el parque de La Llera con atracciones, juegos y reparto de golosinas para todos los niños. A las 20.00 horas la charanga "El Felechu" acompañará un animado pasacalles hasta el barrio de la Peruyal, donde se repartirá entre los socios "El Bollín". La merienda, que llega después de que la sociedad repartiera el domingo el "bollu preñáu" y la botella de vino entre todos sus socios, también estará amenizada por "Aqulino" y la fiesta continuará hasta que el cuerpo aguante.

Esta jornada pondrá el punto y final a los festejos de este año en la Peruyal, que se iniciaron el pasado miércoles con el segundo concurso de escanciar sidra. El viernes hubo verbena en el parque de la Llera y el sábado la fiesta arrancó con un pasacalles por las calles de Arriondas. Tras la ya tradicional ofrenda floral ante el monumento de La Peruyal en honor a los fundadores de la fiesta, los romeros desfilaron hasta la plaza Venancio Pando -la del Ayuntamiento-, donde rindieron un homenaje a Dionisio de la Huerta ante su busto. Lo hicieron en compañía de los Amigos de Dionisio de la Huerta y de las autoridades municipales y antes de leer el pregón a cargo de Cecilia Rodríguez Pérez. La segunda gran verbena precedió al domingo, día grande, en el que el sol acompañó en el desfile, con unas treinta carrozas. La divertida comitiva partió a media tarde y antes, por la mañana, se celebró unas misa solemne en honor al patrón, San Bernardo de Claraval, y por todos los socios fallecidos, que estuvo cantada por el coro parroquial y acompañada por la música de las gaitas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído