06 de agosto de 2014
06.08.2014

La luz de los "selleros" que faltan también bajará el Sella

Un colectivo parragués organiza un descenso con unas 200 candelas para la noche anterior a la prueba deportiva, el sábado

06.08.2014 | 01:54

De una forma u otra, todos los "selleros" estarán presentes en la 78.ª edición de las Piraguas, que se celebrará el sábado entre Arriondas y Ribadesella. Los que puedan estar físicamente disfrutarán de la fiesta y el deporte a pie de ribera y los que no, bien porque no pueden o porque ya no están, viajarán río abajo en el descenso de candelas (soportes con columnas de papel) que el grupo "Selleros" ha organizado para la noche del viernes.

Será una víspera muy especial y comenzará a las 23.30 horas en la plaza del Ayuntamiento, desde donde se saldrá en compañía de gaiteros hacia el puente Emilio Llamedo, del que tan sólo doce horas después partirán los casi mil piragüistas que este año participan en el Sella. Cuando el reloj marque la medianoche se leerán unos versos elegidos para la ocasión y unas doscientas luces iniciarán su particular descenso, el más emotivo de cuantos ha visto el río.

"Es un homenaje a los "selleros" que no están. En los últimos años faltaron Emilio y Máximo Llamedo y otros, se va yendo gente que tenía mucho sentimiento de Piraguas", explica el pintor parragués Dan Miravalles, uno de los impulsores del descenso de candelas e integrante de "Selleros". El artista local también condujo ayer el taller infantil que organizaron junto con la Agrupación Deportiva Parres, en el que los participantes en el campamento de la segunda elaboraron sus propias candelas, con los motivos elegidos por ellos y sus nombres en la base de forespan aislante que conseguirá que floten en el Sella. Este soporte, de unos 15 centímetros de ancho, sujetará la columna del papel que lucirá el motivo coloreado y en el que Tania Cofiño, de Prunales, dibujó una canoa junto al lema "Descenso del Sella, 78.ª edición".

A esta pequeña parraguesa le encanta la fiesta de las Piraguas porque va en el tren "sellero" hasta Ribadesella. También le entusiasma a su amiga Paula Quesada, que baja caminando con su familia y amigos desde La Roza hasta Arriondas para ver las piraguas salir del puente Emilio Llamedo. Yaiza Gutiérrez vive en Arriondas cerca del río y, además de ser fan absoluta del Descenso del Sella, practicó piragüismo e incluso llegó a ganar varias medallas.

Las jóvenes parraguesas participaron junto a otra docena de compañeros en el taller del que salieron unas 50 candelas, a sumar a las 150 que entre el grupo de "Selleros" y la academia de Dan Miravalles realizaron con gran cariño y colaboración, pues todos los materiales salieron de los integrantes del grupo. Las iniciativas del colectivo están teniendo gran éxito entre la sociedad parraguesa y Dan Miravalles relató ayer una muestra que les ha emocionado mucho. "La hija de un piragüista fallecido quiso echar una candela al agua en honor a su padre", explicó el pintor. El grupo "Selleros" realizó ayer una reunión para explicar su creación y trayectoria a la que invitaron al comercio, a la hostelería, al equipo de gobierno local "y al pueblo en general".

Además de animar a que todo el mundo acuda al desfile de Piraguas, el sábado antes del Descenso en Arriondas, ataviados con chaleco, collar y montera, el colectivo admite "voluntarios para todo", como explicó el hostelero Fernando Fondón, uno de los promotores. Desde el descenso de candelas al desfile de Piraguas, en todo el Sella será bienvenida la ayuda para hacer que esta edición sea todo un éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook