Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los parragueses ven bien que se oficialice de nuevo el topónimo Arriondas

Los vecinos, que desconocían que sólo era oficial Les Arriondes, defienden que se puedan utilizar ambos

Los parragueses ven bien que se oficialice de nuevo el topónimo Arriondas C. C.

Contentos de que se reconozca el topónimo en castellano pero también de que se mantenga el asturiano. Así dicen sentirse la mayoría de vecinos de Arriondas o Les Arriondes consultados ayer por LA NUEVA ESPAÑA.

La decisión unánime de la Corporación municipal -integrada por PSOE, Foro, PP e IU- de dar luz verde a una moción forista para reconocer oficialmente ambos nombres con el fin de, entre otras cosas, "evitar confusiones a los visitantes foráneos" , pilló "por sorpresa" a los lugareños. Casi todos coincidían en señalar que no tenían "ni idea" de que desde 2009 (se aprobó durante el mandato del socialista Manuel Millán García, que gobernó en coalición con IU, y con el aval del entonces concejal de Cultura y hoy alcalde de Parres, Emilio Longo) el único topónimo válido fuera el asturiano Les Arriondes.

José Ángel Fernández, que regenta la tienda de souvenirs no sabía que sólo era válido Les Arriondes. "Ahora entiendo por qué muchos chóferes tenían problemas para llegar", señaló. "Por mi negocio pasan alrededor de 400 autobuses al año y teníamos que darles indicaciones telefónicas porque no encontraban Arriondas en el GPS", añadió.

El cambio también fue celebrado por el empresario turístico Toni Somoano, que hace un par de años impulsó una reunión con distintos sectores de la sociedad parraguesa para promover la inclusión del topónimo castellano "por motivos históricos". "No se puede imponer una lengua y machacar al castellano, se cometieron meteduras de pata monumentales llamando, por ejemplo, parroquia de Les Arriondes a la de San Martín", subrayó. "A mis apartamentos llamaban cada poco turistas en ruta desesperados porque no encontraban su destino en el mapa", contó.

Por su parte, el hostelero Juan José Somoano lamentó "los continuos cambios en la toponimia, fruto de modernismos políticos que nos llevan a la ruina", una opinión que comparte Lin el del Castañu. "Dentro de poco no vamos a saber ni dónde estamos. A ver si lo dejan bien indicado de una vez con ambos topónimos porque si no nos conocen la gente no viene", aclaró.

El presidente de la asociación de hosteleros, Belisario Suárez, valoró la medida de usar ambos topónimos como "positiva". "Veo bien el cambio si ayuda a que nos localicen mejor, pero conservando siempre el topónimo asturiano porque soy un enamorado de nuestra cultura", indicó.

Para el cronista oficial de Parres, Francisco Rozada, "el arraigo popular del topónimo Arriondas/Las Arriondas, utilizado durante siglos, fue aniquilado hace más de seis años", por eso se congratuló de que la Corporación municipal acordaran por unanimidad "enmendar semejante dislate". En la Junta Asesora de Toponimia tomaron parte vecinos como el profesor de asturiano Titu Manzano, que asegura que "nunca se excluyó al castellano, todo lo contrario. En aquel momento no se matizó que podía utilizarse también Arriondas pero nuestro criterio es el de que una lengua tiene que servir para entenderse lo mejor posible y por eso veo bien que puedan usarse ambas acepciones", señaló.

A vecinas como Maribel Arranz, el topónimo castellano les "suena mejor porque es el que pone siempre en carteles como el del Descenso del Sella", dijo. Su opinión la comparte Loles Cueto, que asegura que la castellanización "beneficia al concejo". "Me parece una tontería que discutan sobre el nombre cuando hay cosas pendientes más importantes, como aumentar los contenedores de reciclaje o acabar las obras de renovación de la red de aguas", contó. Más salomónica se mostró Sonia Villaverde. "Yo soy de Fíos y en los pueblos siempre llamamos a la capital Les Arriondes. De hecho pensaba que era al revés y que solo se podía utilizar oficialmente Arriondas. Veo bien que den las dos opciones porque así queda todo el mundo contento".

La presidenta de la asociación de comerciantes, Ana Suárez, evitó hacer declaraciones.

Colectivos como "Iniciativa pol Asturianu" denunciaron "la decisión ilegal de recuperar el nombre castellanizado de Les Arriondes". La agrupación que preside Inaciu Galán echó en cara a los partidos gobernantes que el topónimo asturiano no apareciera en carteles ni señalítica y advirtió de que la decisión aprobada en pleno contradice el espíritu de la Ley de Uso del Asturiano, a la par que recordó que agrupaciones como IU llevan en su programa autonómico la oficialidad.

Compartir el artículo

stats