28 de marzo de 2017
28.03.2017

Piloña destinará el medio millón de euros que ahorró en 2016 a infraestructuras

El equipo de gobierno socialista apuesta por mejorar carreteras como la que da acceso al área recreativa de La Pesanca

28.03.2017 | 01:40
La concejala de Hacienda, Patricia Ferrero; el alcalde, Iván Allende, y el edil de Obras, Andrés Gullón, presentando los nuevos proyectos de inversión en Infiesto, ayer.

Piloña destinará el medio millón de euros que ahorró en 2016 a la rehabilitación de las escuelas rurales de Cardes o Biedes para que puedan servir como centros sociales y a la mejora de carreteras como la de La Pesanca. Así lo anunció el alcalde, el socialista Iván Allende, durante la presentación de la liquidación del presupuesto del año pasado que tuvo lugar ayer en Infiesto. "El objetivo es poner al día las infraestructuras, dinamizar la economía y mejorar la calidad de vida de los vecinos. Sabemos que hay otras necesidades y seguiremos trabajando para poder cubrirlas", prometió.

El remanente de tesorería arroja un resultado positivo de 1.473.453 euros aunque el Ayuntamiento sólo podrá invertir un máximo de 494.697 euros con el fin de cumplir con la regla de gasto impuesta por el gobierno central. En total son diez los proyectos redactados que este jueves se someterán a la aprobación del Pleno en Infiesto (20.00 horas), y donde previsiblemente serán aprobados al contar los socialistas con mayoría en el gobierno. La ampliación del parque infantil de La Corredoria de Infiesto será uno de ellos, explicó el concejal de Obras, Andrés Gullón, que ayer detalló que allí se invertirán 20.250 euros. En Infiesto también se mejorará la pavimentación de la acera de la plaza de Santa Teresa, muy deteriorada, por un valor de 12.037,75 euros.

La rehabilitación de escuelas rurales se llevará otro pellizco: la renovación del tejado de la de Cardes y la de Biedes, donde también se procederá a mejorar la pintura y carpintería exterior cuentan con 51.045 y 26.288 euros, respectivamente.

Una de las inversiones más esperadas para este año es la de acondicionamiento y pavimentación de la carretera de Riofabar, que da acceso a La Pesanca, donde se sitúa una de las áreas recreativas más visitadas del concejo. La obra contará con un presupuesto de 72.803, 78 euros. Otros de los viales que serán pavimentados son: el acceso y los caminos de Robléu, en Anayo (123.139, 55 euros), el barrio de El Caneyu en Villamayor (11.380, 80 euros), la carretera del cementerio y el aparcamiento en Sevares (41.853, 16 euros) y la de Moñío, ubicada entre Vallobal y Borines (12.037.75 euros), según contó Gullón. La concejala de Hacienda, Patricia Ferrero, puso en valor la buena gestión económica en el primer año con Presupuesto en vigor desde el año 2009, que permitirá, según su previsión, que en 2017 haya una inversión directa real por parte del Ayuntamiento de 816.886 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook