Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Nunca hubo tanta escasez", aseguran los productores de castaña de Parres

Las pocas que hay vienen atrasadas por los cambios de tiempo pero sanas y con sabor, aclaran los agricultores, fieles al certamen parragués

María del Carmen Santos selecciona las mejores castañas en Bada. C. CORTE

La cuenta atrás para el XXVIII Certamen de la castaña de Arriondas ha comenzado ante la preocupación de los cosecheros, que alertan de que "nunca en la historia hubo tanta escasez del fruto como este año". Así lo confirman veteranos del concurso como Hortensia González, ganadora de las últimas ediciones, quien achaca la carencia al cambiante clima. "Llovió más de lo habitual en julio, pero luego vino calorón y una seca en agosto y septiembre que acabó con ellas", explica esta vecina de Huexes (Parres) de 73 años. "De momento apañé unos 20 kilos solo -el año pasado fueron 300- porque aún están muy verdes y prefiero esperar. Lo bueno es que las que hay vienen sanas y con sabor y se venderán muy frescas", indica.

Según su versión, los castaños de Parres se han librado de la plaga de avispilla que arruina las cosechas en otros concejos como Aller, Belmonte de Miranda o Villaviciosa. Aun así, González barrunta que será difícil alcanzar las dos toneladas que el año pasado llegaron a ponerse a la venta en Arriondas. Pese a que cuenta con numerosas variedades en su despensa, la parraguesa confirma que las que más demanda tienen son la parruca y la valduna "porque saben y pelan mejor". Si el año pasado cotizaron a cuatro y cinco euros el kilo, respectivamente, la previsión es la de que esta cifra se incremente en al menos un euro los próximos 10 y 11 de noviembre en Arriondas.

Quien también acudirá al concurso parragués es la vecina de Bada María del Carmen Santos, que ayer se afanaba en seleccionar las mejores. "De momento sólo recogí cinco kilos porque vienen muy atrasadas por la humedad. Prefiero esperar a ver si maduran algo", cuenta. Santos baja al certamen "por mantener la tradición" y con una cesta en la que caben otros productos de su huerta como cebollas, fabas, calabazas o pimientos.

De que hay relevo generacional en el evento que organiza el Ayuntamiento de Parres dan cuenta jóvenes como Cristina Corral, vecina de Villa (Nava) que con 27 años lleva ya más de un lustro fiel al evento.

En total, la próxima semana se darán cita veinte expositores de castañas, treinta de agroalimentación y otros tantos de artesanía. El programa incluye mañana una preba de sidra en la plaza García Dory, desde las 12.00 horas, y un curso de repostería con castaña el martes y el jueves (17.00 a 20.00 horas), además de juegos infantiles tradicionales el viernes.

Compartir el artículo

stats