08 de enero de 2019
08.01.2019

El alcalde de Cangas de Onís saca pecho por su gestión y congela tasas e impuestos

"Las finanzas saneadas permiten mantener e incluso bajar algún gravamen", celebra González, que presume de liquidar la deuda de 1,5 millones

08.01.2019 | 00:59
Puestos en la plaza dominical de Cangas de Onís.

Cangas de Onís congela las tasas e impuestos en 2019. El alcalde cangués, José Manuel González Castro -que gobierna con mayoría absoluta con el PP- aseguró ayer que "la buena gestión económica" llevada a cabo por su partido desde que llegó al Ayuntamiento en 2011 "permitirá incluso bajar algún gravamen en los próximos meses".

El de bienes inmuebles (IBI), el de actividades económicas, el de construcciones, instalaciones y obras o el que pesa sobre vehículos de tracción mecánica son sólo algunos de los impuestos que se mantendrán estables.

Tasas como la de licencia de apertura de establecimientos, otorgamiento de licencias urbanística o servicio del alcantarillado también quedarán fijas este año, según el regidor cangués. Otro ejemplo es el de la tasa por distribución de agua, incluidos los derechos de enganche y mantenimiento de contadores. En el año 2017 eran 0,32 los euros por metro cúbico gastado para uso doméstico o ganadero, 0,59 euros para uso comercial y 0,75 euros para el industrial.

La congelación de precios también afecta al uso de dependencias municipales culturales y deportivas. "Instalaciones como el gimnasio han sido mejorados con nuevas máquinas pero los usuarios siguen pagando lo mismo", dijo González Castro. Así, espacios como la pista de pádel mantiene el precio de alquiler de ocho euros la hora para un máximo de cuatro personas y el servicio de medicina deportiva para los empadronados cuesta 20 euros por consulta, un precio que se reduce para los afiliados a clubes locales.

Más ejemplos: la entrada única a la Casa Riera, la capilla Santa Cruz y el Aula del Reino se mantiene en cinco euros por persona. Los propietarios de vados seguirán pagando 41,20 euros al año, cifra que en el caso de entradas a talleres queda en 149,66 euros. Poner un puesto en el mercado dominical seguirá teniendo un coste de 18 euros por metro cuadrado y la recogida de basura para las viviendas de Cangas de Onís 24,65 euros al año, un precio que se reduce en los hogares de la zona rural a menos de la mitad.

"El IPC interanual de 2018 fue de un 1,2 así que tocaría actualizar las tasas e impuestos, pero el tener las finanzas saneadas nos permite la congelación", resalta el alcalde, quien saca pecho por la gestión económica del PP, que permitió al Ayuntamiento "acabar con una deuda de más de 1,5 millones de euros y pagar en tiempo a los proveedores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído