Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós en Barru a Rosa Carrera, del hotel Kaype: “Era la más cariñosa, muy querida”

El empresario Pérez Simón arropó a la familia de su excuñada, fallecida tras una caída, en un funeral que llenó la iglesia: “Tenía un don especial”

14

Despedida en Llanes a Rosa Carrera, del hotel Kaype María Villoria

Divertida, risueña, buena persona y querida por todos. Estas fueron las palabras que más se repitieron para definir a Rosa María Carrera Pérez a la salida del funeral que se celebró por su eterno descanso en la parroquia de Nuestra Señora de Los Dolores, en Barru (Llanes). Hasta allí acudieron familiares, amigos y vecinos de la finada, muy afectados por la muerte de la quinta de los siete hijos de los fundadores del hotel Kaype.

Rosa María falleció el pasado domingo tras sufrir un accidente cuando paseaba con sus dos hermanas, Aurora y Josefina, por una propiedad familiar en la localidad de Niembru (Llanes). Fue entonces cuando sufrió una caída accidental desde varios metros de altura, que le provocó graves lesiones. Cuando era trasladada al hospital central de Asturias, entró en parada cardiorrespiratoria y falleció.

Josefina, la hermana de Rosa María, llegó al funeral acompañada de su exmarido, Juan Antonio Pérez Simón, el exitoso empresario astur-mexicano y prestigioso coleccionista de arte. También estuvieron presentes sus hermanos Serafín y Gaspar Carrera Pérez. La fallecida estaba casada y tenía dos hijos. 

Juan Antonio Rodríguez, viudo de Rosa María, la definió como “la más cariñosa y alegre”, además de recordar que a ella le encantaba decir que era de la zona, a pesar de llevar viviendo muchos años en Oviedo y alternar su residencia habitual con la casa que poseen en Barru. 

La familia agradeció la labor de una sanitaria que, estando fuera de servicio, socorrió a la accidentada

decoration

La familia vivió duros momentos el domingo, tras el dramático suceso, que no sabían ni cómo describir. Uno de los cuñados de Rosa María, José Manuel González, casado con Aurora y conocido también por haber sido diputado socialista varios años, quiso tener unas palabras de reconocimiento a una sanitaria que pasó por el lugar de los hechos el domingo y, sin dudarlo, pidió permiso a la familia y atendió a Rosa María Carrera tras escuchar gritos de auxilio. “Quiero tener un reconocimiento público para una chica que el domingo se presentó como sanitaria y que, de una forma absolutamente voluntaria, atendió a Rosa. Se llamaba Carmina. Fue un ejemplo de buena aplicación, ética y cariño a la profesión que merece ser mencionado”, comentó el cuñado de la fallecida.

Tenía trece sobrinos que la adoraban desde pequeños, y que se dirigían a ella cariñosamente como “Mai”, de madrina, “Era muy querida por todos los sobrinos, tenía un don especial para los niños”, confirmó su cuñado. La celebración religiosa fue presidida por Avelino Burgos y concelebrada por Domingo González. En la homilía se destacó su buen papel como “madre, hermana, hija, amiga y vecina”. 

Siempre cumpliendo con los límites de aforo por la situación sanitaria, la iglesia se llenó, por lo que muchas personas se tuvieron que quedar fuera del templo. No pocos vecinos volvieron a destacar la buena persona que era Rosa María Carrera y la relación amable que mantenía con todos los vecinos.

José Manuel González, cuñado de Rosa María, recordó que la fallecida pertenece a una familia que tiene una “estrechísima relación entre todos sus miembros”. Y destacó como ejemplo que todos trabajaron unidos siempre por el progreso del negocio familiar. 

No hay que olvidar que fueron pioneros en el impulso del turismo en la zona. Los padres de los hermanos Carrera Pérez, Serafín y Manuela, fundaron en 1954 un pequeño negocio al lado de la playa de Barro llamado La Cabaña del Mar. Posteriormente abrieron un pequeño hostal llamado Costa Verde, que terminó siendo el complejo formado por el Hotel Kaype y el Quintamar.

El exalcalde de Llanes Antonio Trevín reconoció el martes el papel “fundamental” de la familia Carrera Pérez en el impulso del turismo, tal y como se conoce hoy, en Llanes y en la costa cantábrica. Además, indicó que pusieron en marcha conceptos como la calidad en la hotelería y la hostelería. “Demostraron que se podía apostar por el turismo en el norte de España”, a la vez que aseguró que los Carrera Pérez sacaron adelante un negocio familiar “en el sentido más auténtico de la frase”.

Rosa María fue velada en el tanatorio de Los Arenales, de Oviedo, hasta el pasado martes, cuando fue incinerada. Después del funeral, la familia inhumó sus cenizas en el cementerio de Barru.

Compartir el artículo

stats