Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanes no descarta aplicar restricciones de agua tras subir un 20% el consumo

El Ayuntamiento, que achaca el incremento a la sequía, reclama responsabilidad a los vecinos y completa con cubas el abastecimiento

Vista aérea del puerto de Llanes.

El concejo de Llanes registra en estos momentos un consumo de agua un 20 por ciento superior al del año pasado por estas mismas fechas. Desde el equipo de Gobierno municipal se apunta como causa principal de este incremento a la sequía y a las elevadas temperaturas. Si la situación persiste y no llueve, podrían aplicarse medidas de restricción.

Según explicó ayer el concejal de Medio Ambiente, Obras y Contratación, Juan Carlos Armas, el aumento en el consumo no es tanto por un incremento de visitantes, como por la ola de calor del último mes. "No creo que sea porque haya un veinte por ciento más de gente en el concejo, sino porque las altas temperaturas hacen que las personas utilicen más el agua y que también rieguen más, provocando un sobreconsumo", afirmó.

Los manantiales están bajando de nivel y desde el Ayuntamiento están "atentos" a la situación. Ya se han tenido que llevar a cabo acciones de refuerzo de agua puntualmente en varias localidades del concejo. "La situación ahora está controlada, pero estamos atentos y preocupados porque no está lloviendo y los manantiales se resienten", añadió Armas.

Por el momento, desde el Ayuntamiento se ha actuado puntualmente en algunas localidades para atajar las carencias de suministro. "Estamos atentos y con todo controlado para garantizar el servicio", detalló el edil, quien pidió a llaniscos y visitantes que sean conscientes de que el agua es "un bien escaso" y que, por tanto, "sean mesurados al usarla".

Cubas

En algunos pueblos se apoya puntualmente el suministro con cubas de agua, especialmente los fines de semana, que es cuando más aumenta su población. Es el caso de Fresnéu y Socueva, donde el manantial se recupera de lunes a viernes. A Tresgrandas se está llevando agua porque el manantial es escaso y en verano se ocupan muchas viviendas. En esta localidad, el Ayuntamiento difundió un bando donde se solicita a los vecinos un consumo responsable. "Les indicamos que se evite regar o llenar piscinas", subraya Armas.

El agua para el consumo está garantizada, al menos por el momento. La capital y los pueblos abastecidos con la "macrotraída", así como otras zonas del concejo, tienen la opción de reforzar el suministro. "En la macrotraída hemos puesto una nueva bomba para captar agua y meterla al sistema", explicó Armas. Si no llueve y persiste la sequía, Llanes podría aplicar medidas como cerrar el agua dulce de las duchas de la playas del concejo.

Compartir el artículo

stats