La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Aquella comunidad imaginada", una muestra que analiza el "concepto polisémico del real sitio"

Cangas de Onís acoge desde ayer una exposición visual y sonora que forma parte del programa por los 1.300 años de la batalla de Covadonga

Una de las imágenes de la muestra.

El real sitio de Covadonga y su entorno protagonizan en la Casa de Cultura de Cangas de Onís la exposición "Aquella comunidad imaginada", una muestra artística "con lenguaje contemporáneo" que se enmarca dentro del programa de conmemoración del aniversario de los 1.300 años de la batalla de Covadonga. La propuesta reúne obra del fotógrafo José Ferrero y al dúo de artistas sonoros Ángel González y Eugenia Tejón, de "Mind Revolution" y, juntos, logran un "relato representativo que ofrece una perspectiva diferente de Covadonga apelando a los distintos sentidos".

La muestra, cuya comisaria es Natalia Alonso Arduengo, cuenta como una de sus peculiaridades la propia composición expositiva. Ofrece dos dimensiones artísticas, una visual y otra sonora, "que dialogan entre sí y, combinadas, forman un todo".

Por la izquierda, José Ferrero, Ángel González, Eugenia Tejón, Natalia Alonso, Pablo León y José Manuel González, ayer, en la inauguración. | J. Q.

Por un lado, el visitante podrá disfrutar de las fotografías en blanco y negro capturadas bajo la lente de José Ferrero, que sintetiza el espacio desde una visión histórica e identitaria del territorio, abierta a la interpretación del espectador e incluso a segundas lecturas. "Quería ahondar en las raíces, la historia, el pueblo, las creencias religiosas... Plasmar todo eso en imágenes es complicado, pero lo conseguimos a contrareloj, en tres meses". Entre las composiciones visuales se extiende el paisaje del real sitio, atrapando momentos espontáneos a lo largo del camino que conduce a él. En las imágenes se reflejan emblemas arquitectónicos, símbolos religiosos y culturales, espacios natuales, el ir y venir de los visitantes y también hay fotografías en las que el foco se pone sobre animales que quedaron inmortalizados en la zona a través de una instantánea.

Por otro lado, la exposición cuenta con seis altavoces colocados en las esquinas de la sala que proyectan el bullicio natural del entorno creando una atmósfera envolvente: el piar de los pájaros, el arrullo del agua, el repiqueteo de los cencerros de vacas, las pisadas del caminante sobre las hojas o las voces de turistas en distintos idiomas...

"El sonido en ocasiones complementa a la fotografía, en otras es capaz de hacer un discurso simbólico metafórico, y en otras recrea ese ambiente en torno a las fotos", explicó Eugenia Tejó. Para ello, el colectivo "Mind Revolution" tuvo que realizar un importante trabajo de campo recogiendo con micrófonos de alta precisión los diferentes sonidos que, en la muestra, se entremezclan y acompañan a las imágenes permitiendo transportar al espectador a ese lugar tan especial para los asturianos.

"La muestra trata de explicar el concepto polisémico del real sitio y de su entorno alejándonos un poco de los tópicos habituales y profundizando en esa idea de ambiguedad", resumió la comisaria de la exposición Natalia Alonso.

A la inauguración acudieron el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González, y el director general de Cultura y Patrimonio, Pablo León, que se sintió satisfecho con el resultado de este proyecto que constituye la quinta de las seis exposiciones vinculadas al aniversario de la batalla de Covadonga: "Queríamos que la creación de nuestros artistas actuales estuviera también presente en el programa de conmemoración y creemos que la muestra encaja muy bien con ese espíritu".

La muestra podrá visitarse en la Casa de Cultura de la capital canguesa hasta el 14 de octubre.

Compartir el artículo

stats