Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Roque recela del nuevo Plan Urbano de Llanes: "No queremos ser un polígono"

La junta vecinal emprenderá una recogida de firmas para solicitar al Alcalde que se retiren las previsiones industriales para la localidad

Los vecinos de San Roque del Acebal, durante la reunión. | R. J. Q.

Los vecinos de San Roque del Acebal, en Llanes, se muestran recelosos ante las directrices que se recogen para la localidad en el documento inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Temen que la población se convierta en un polígono industrial, algo que rechazan de forma contundente. Así lo ponían de manifiesto el pasado sábado, tras reunirse de urgencia en la junta vecinal para consensuar una respuesta conjunta y contraria al plan.

La previsión del PGOU de Llanes contempla cuatro nuevas zonas industriales en torno a la actual travesía de San Roque del Acebal que, de llevarse a cabo, incluirían dos rotondas de acceso. Se trata de 55.000 metros cuadrados que se añaden a los 75.000 ya existentes, sumando un total de 130.000 metros cuadrados de terreno. Una actuación que los vecinos no aceptan de ningún modo.

"Solo se pide igualdad de trato y que se deje de traer al pueblo lo que no quieren los demás", declaran los vecinos. Los habitantes de San Roque destacan que su caso es particular y que, tanto en Nueva como en Posada, los polígonos industriales se encuentran separados de las localidades.

Por todo ello, la junta vecinal ha decidido presentar una alegación al plan urbanístico a través de una recogida de firmas entre los vecinos. También solicitarán la celebración de un concejo público urgente con el alcalde de Llanes, Enrique Riestra, a quien exigirán que se retiren las previsiones industriales planteadas para su pueblo y que, en su lugar, los terrenos sirvan para la edificación de vivienda individual.

Asimismo, anuncian que están dispuestos a organizar una concentración delante del Ayuntamiento llanisco, así como a ejercer otras medidas de presión, en caso de que se rechace su pretensión.

Compartir el artículo

stats