Peñamellera Alta se echa a la calle para defender su consultorio: "No consentiremos que nos dejen sin médico"

Un centenar de personas se concentran ante el centro sanitario de Alles para exigir un facultativo en exclusiva y no compartido con Panes

Los vecinos, concentrados ante el consultorio médico.

Los vecinos, concentrados ante el consultorio médico. / M.Villoria

M.Villoria

Los vecinos de Peñamellera Alta no están dispuestos a perder la presencia del médico en el consultorio de Alles. Alrededor de un centenar de personas, junto al alcalde, José Antonio Roque Llamazares (Foro), se concentraron ayer ante el centro de salud para reclamar la presencia de un facultativo "todos los días", puesto que desde hace meses tiene que atender también el consultorio de Panes (Peñamellera Baja). Esta situación genera que los vecinos, muchos de ellos mayores y sin vehículo propio, tengan que desplazarse a la capital del concejo vecino para ser atendidos. "Derivan allí, porque no tienen médico para cubrir la plaza, y nos quedamos aquí media jornada sin médico. Cuando tiene guardia o libra, no tenemos servicio", comentó el regidor.

Los pacientes se quejan de que en ocasiones tienen cita en Alles, la capital municipal, y cuando acuden les dicen que no hay médico y que tienen que ir a Panes. Según explican, la situación la llevan soportando meses, pero la dinámica es parecida a la que vivieron en la pandemia, cuando se derivó todo a Panes. "A partir de ahí, todo fue a menos", subrayan los usuarios del consultorio, que se niegan a quedarse sin médico, porque consideran que eso haría "morir el pueblo" y desaparecer otros servicios "fundamentales", como es la farmacia local en un concejo de más de quinientos habitantes.

"Estamos aquí defendiendo nuestra sanidad y nuestros derechos, que se nos están arrebatando", comentó Clara María Caso, vecina de Besnes. Los vecinos de mayor edad se sienten muy molestos y preocupados con la situación. "No hay derecho al perjuicio que nos están haciendo, somos personas mayores que no nos podemos desplazar cuando queremos y venir aquí y que la médico no esté. No tengo coche y tengo que coger un taxi", dijo Rosa Roque, de 90 años. De la misma opinión es Lola Campillo Corral, de 91 años, que ayer fue también a la concentración.

También las personas más jóvenes, algunas con hijos, protestaban por la situación, puesto que, además de no disponer de pediatra, "si queremos médico tenemos que bajar a Panes. Es un derecho que tenemos y se nos está quitando", afirmó Quintín Trespalacios. La intención de los vecinos es seguir reclamando sus derechos, puesto que la falta de esta atención sanitaria podría traer más despoblación al territorio.