¿Quién es la primera "influencer rural" de la comarca oriental? Una pista: vive en Piloña

Una vecina de Coya dedica su tiempo libre a la promoción cultural y turística del concejo a través de las redes sociales

Carmen Fuente, junto al antiguo llagar de su abuelo Falo, en Pintueles (Piloña). | Julia Quince

Carmen Fuente, junto al antiguo llagar de su abuelo Falo, en Pintueles (Piloña). | Julia Quince / Julia Quince

Julia Quince

En la era de las redes sociales, donde los "influencers" suelen asociarse con estilos de vida urbanos y cosmopolitas, ha surgido en el Oriente una figura que rompe con esta idea: a sus 29 años, Carmen Fuente, vecina de Coya, ha acuñado el concepto de "infuencer rural de Piloña" por su labor de promoción cultural y turística del concejo a través de las redes sociales.

Nacida en Oviedo, pero criada entre los pueblos de Hevia y Pintueles, cuenta con una conexión especial con el territorio y la cultura piloñesa desde su infancia, potenciada por su familia que sembró en ella un profundo amor por la vida rural y sus tradiciones: "Gracias a mi abuelo Falo y mi tía Alicia he vivido muy de cerca las tradiciones del pueblo, del campo y la huerta, de recoger manzana para hacer sidra, del trato con los vecinos...", rememora.

Su vinculación con Piloña se consolidó aún más cuando contrajo matrimonio con Tino , de familia piloñesa, sin embargo no fue hasta que llegó la pandemia que decidieron afincarse definitivamente en el concejo: "Si los jóvenes nos vamos de los pueblos y no apostamos por ellos, lo rural se muere. Somos conscientes de las necesidades y carencias que tienen pero también de sus ventajas. Yo en Coya vivo feliz de la vida", expresa.

Sabiendo la importancia de dar visibilidad a la zona rural y voz a sus vecinos, e inspirándose en la intensa actividad que se llevaba a cabo en Siero, decidió coger las riendas de Piloña Astur, un usuario digital creado para promocionar todo lo que acontece en el concejo: "La labor de esta página es apoyar siempre al comercio de la zona, hablar de Piloña, de su tradición, cultura, fiestas, gastronomía, paisaje, deporte y de todas las actividades que tienen lugar tanto en la villa de Infiesto como en los pueblos", concreta.

Una experiencia de comunicación que comenzó como un pequeño proyecto y que ha ido creciendo con los años atrayendo a más de 1.400 seguidores y miles de visualizaciones en sus diferentes publicaciones, con imágenes y vídeos seguidos por público de todas las edades, tanto de dentro como de fuera de su territorio: "Hablo de Piloña con mucho cariño, creo contenido turístico y para los vecinos. Quiero que la gente vea Piloña en su día a día y lo que tiene que ofrecer".

Del contenido que más orgullosa se siente, destaca todo aquello que tiene que ver con la promoción del festival de la avellana o la feria de abril, así como el apoyo a las causas solidarias: "Ver que a la gente le gusta y lo comparte, me llena. Es bonito aportar mi granito de arena y que tenga su repercusión, pienso que merece la pena", añade.

Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas, ya que Carmen Fuente ha tenido que enfrentarse a críticas de los llamados "haters" de las redes sociales, pero su determinación y amor por su tierra la mantienen firme en su misión. "Un día alguien me escribió que si era la María Pombo de Piloña y me hizo tanta gracia que adopté esa idea de influencer rural. Estamos acostumbrados a la sociedad con influencers de ciudad que cobran por llevar marcas a eventos, pero ¿por qué no puede haber alguien en la zona rural que haga lo mismo? Yo lo hago sin pedir dinero, tengo mi trabajo, esto lo hago por amor a mi concejo", puntualiza.

Para ella, las redes sociales son una herramienta "preciosa" si saben utilizarse con responsabilidad, dado que llegan a mucha gente. En su caso, las claves de su éxito, indica, son la constancia, el positivismo y la cercanía que muestra en Piloña Astur, cuyo sello personal es iniciar cada post con la palabra "Familia" como saludo.

Pero es su contenido, demostrando los atractivos del municipio lo que, sin duda, engancha a sus seguidores: "Esa frase de ‘Piloña no es un reflejo’ es cierta, porque Piloña es lo que se ve. Es maravillosa y única, y hay que promocionarla en todas sus vertientes", concluye.