22 de abril de 2008
22.04.2008
 

Menos recreo, más compensaciones

El Ayuntamiento resarcirá al Colegio Dolores Medio por la venta del suelo que había pedido para ampliar su patio

22.04.2008 | 02:00
Obras de ampliación del hotel El Magistral en la parcela anexa al patio del Dolores Medio.

Elena FERNÁNDEZ-PELLO
El Ayuntamiento compensará a los alumnos del Colegio Público Dolores Medio por la pérdida de la parcela municipal con la que el centro contaba para ampliar el patio de recreo de los niños más pequeños y acometerá algunas mejores en sus instalaciones, a petición de los padres y la dirección. Aún está por decidir, pero las obras que se barajan son la instalación de una cubierta en ese patio y la mejora de su pavimento y la colocación de otra cubierta sobre una escalera que da acceso al recinto por la parte posterior.
El director del Dolores Medio, Fernando Rodríguez, cuenta que, a pesar de haber solicitado la cesión de la parcela para mejorar las instalaciones docentes, el Ayuntamiento decidió venderla a una empresa hotelera, García Quintana, S. L., para ampliar en ella el hotel El Magistral. «Eso ya no tiene solución, no podemos hacer nada; así que se nos ofreció alguna contraprestación, alguna ventaja por las molestias», comenta.
Magdalena Huelga, presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), habló en términos similares. «La pérdida que sufre el colegio así podemos paliarla con algunas mejoras», dijo. Aunque la asociación no llegó a presentar ninguna queja formal sobre las obras en la parcela, sí dio «algunos toques de atención sobre la seguridad», en palabras de su presidenta, «y fueron atendidos».
Las molestias de la obra, sobre todo el ruido de la excavación para la construcción de aparcamientos subterráneos, según explica el director del colegio, ya han cedido. «Ahora el problema es que al levantar el edificio dejan sin luz el patio», se quejó.
La venta de la parcela anexa al Dolores Medio está envuelta en polémica. La semana pasada, el portavoz de ASCIZ, Roberto Sánchez Ramos, presentó un recurso de reposición contra esta operación a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, advirtiendo de que, aunque eran propiedad municipal, esos terrenos gozaban de la consideración de espacio libre de uso público. Sánchez Ramos solicitaba la anulación de la venta.
El concejal de Urbanismo, Alberto Mortera, desmintió la posibilidad de utilizar ese suelo para ampliar el patio de recreo del centro. «Esa parcela no servía para ampliarlo porque estaba en una cota superior, cuatro metros por encima de él», indicó, una justificación que el director del colegio no da por buena. Los nuevos propietarios del terreno han construido dos pisos bajo rasante para aparcamientos, observa.
Los padres y directivos del centro no son tan optimistas como el concejal de ASCIZ y dan por pérdida la parcela. Ahora se concentran en negociar las compensaciones que recibirán del Ayuntamiento.
La enajenación de esos terrenos, unos 174 metros cuadrados, le ha reportado al Ayuntamiento 94.000 euros, y ésa es la cantidad que, según Mortera, se dedicará a mejorar las instalaciones del centro escolar. La concejala de Mantenimiento de Patrimonio, Paloma Gázquez, explica que ella misma se ha reunido con los padres, acompañada de un técnico municipal, para recoger sus peticiones. «Estamos viendo las prioridades, pero algunas cosas son competencia de la Consejería de Educación», advirtió. «Hay nuevas reuniones previstas», añadió. También Mortera aprovechó para sacar a colación a la Consejería, advirtiendo de los «problemas de estructura del edificio», obra de Miguel de la Guardia, y catalogado. La intervención, señaló, «excede lo que se considera mantenimiento, que es la competencia que recae en el Ayuntamiento en lo que se refiere a los centros escolares, y es responsabilidad del Principado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook