13 de julio de 2010
13.07.2010
La restauración de un instrumento único en el Principado
 

La Corte vuelve a sonar a Barroco

La iglesia recupera su órgano, del siglo XVIII y el más importante de Asturias, que una tromba de agua había dañado en 2003

13.07.2010 | 10:36
Gerhard Grenzig, Laurentino Gómez, Mercedes Álvarez y Roberto Fresco, ante el órgano restaurado.

David ORIHUELA


Las notas de un «Tiento para mano derecha», compuesto por Antonio Martín i Coll en el siglo XVII, fueron las primeras que salieron ayer del teclado y los tubos del recién restaurado órgano barroco de la iglesia de Santa María la Real de la Corte. El organista de la catedral madrileña de la Almudena, Roberto Fresco, tuvo el privilegio de ser el primero en tocar el instrumento después de mas de siete años. El órgano, el más importante de la región, sufrió en 2003 graves daños a causa de una tromba de agua que no pudo parar la cubierta de la iglesia, entonces en labores de restauración y situada en pleno corazón del casco antiguo de la ciudad, en la calle San Vicente y a la vera del Monasterio de las Pelayas y del Museo Arqueológico.


La restauración del órgano ha costado 175.000 euros, financiados por el Gobierno regional. El órgano histórico de Santa de La Corte es el «mejor exponente» de este tipo de instrumentos en Asturias, según subrayó la consejera de Cultura, Mercedes Álvarez, que ayer se acercó a comprobar el éxito de la rehabilitación tras siete largos años y una lucha sin descanso del párroco de La Corte, Laurentino Gómez, hasta que a las doce en punto del mediodía de ayer el «Tiento para mano derecha» sonase más celestial que nunca.


Junto al instrumento ya restaurado, en un rincón, apoyado en la pared, reposaba ayer el «secreto», el cuerpo interior original del órgano. La pieza suena ya como lo hizo durante siglos, y es así gracias al trabajo de restauración realizado por el organero alemán Gerhard Grenzig, entre Asturias y Barcelona.


El de La Corte es de la segunda mitad del siglo XVIII, y es uno de los cuatro órganos históricos que se conservan en Asturias, junto a los de la Golegiata de Pravia, la parroquia de Santa Marina, en Puerto de Vega, y el monasterio de Valdedios, en Villaviciosa. El de La Corte fue restaurado ya en 1988, y se hizo con éxito, pero todo se perdió con la inundación de 2003.


El párroco de La Corte agradeció la colaboración de la Consejería de Cultura y ensalzó el trabajo conjunto, dentro del marco del acuerdo que mantienen la iglesia y el Principado por el que la administración se hace cargo de la conservación del instrumento y el templo permite su uso, siempre que no interfiera en el culto.


La iglesia de La Corte comparte muro con el edificio que alberga el Museo Arqueológico. Mercedes Álvarez no evitó pronunciarse sobre la futura apertura del Museo, que lleva tiempo cerrado después de su polémica obra de ampliación. «Hay fecha de apertura pero aún no la voy a decir», afirmó la Consejera, para a renglón seguido afirmar que el «nuevo» Museo Arqueológico «será espectacular».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas